Ojos y caídas formas de detectar Alzheimer

Grosor de los vasos sanguíneos de la retina y deterioro del equilibrio podrían ser síntomas tempranos de la enfermedad.

18/07/2011 7:19
AA

¿Sabías que los cambios sufridos en la retina pueden ser una forma de detectar el Alzheimer?.  Así lo explicaron en una conferencia internacional sobre la enfermedad, especialistas de la  Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth, en Australia.

Los expertos señalan que encontraron que cambios en los vasos sanguíneos de la retina, que es  la capa sensible a la luz en la parte posterior del ojo, pueden ser un indicio prematuro de  la enfermedad.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores compararon las fotografía de retina de 13  personas con Alzheimer, 13 personas con discapacidad cognitiva leve y 100 personas sanas.

El resultado del análisis fue que el ancho de los vasos en la retina era “significativamente  diferente” entre el primer grupo, el de individuos con Alzheimer, y el de personas sanas.

A todas las personas que participaron en esta investigación, les sacaron un escaner del  cerebro, el estudio mostró que los pacientes con Alzheimer tenían niveles altos de amiloide,  una proteína tóxica que se acumula en el cerebro de quienes sufren la enfermedad, dañando las  neuronas.

A la larga, esta investigación podría llevar a que una prueba de ojos podría ayudar a  identificar las primeras etapas de la enfermedad y el escaner cerebral podría confirmar el  diagnóstico.

¿Y las caídas?

En la misma conferencia internacional de la Asociación de Alzheimer que se realiza en Paris,  se presentó otro estudio que refiere que otra forma de detectar los primeros signos de la  enfermedad son los cambios en el equilibrio.

Científicos de la Universidad de Washington, en St. Louis, EU; encontraron que las caídas son  más comunes entre individuos que están en las primeras etapas de Alzheimer.

Durante ocho meses, los expertos dieron seguimiento a 125 adultos mayores cognitivamente  sanos, algunos de los cuales habían sido diagnosticados con el inicio de Alzheimer.

A todos se les realizó un escaner cerebral para medir sus niveles de amiloides, además,  durante un tiempo los pacientes llevaron un diario sobre las veces que tenían una caída.

Los que mostraron más niveles de placas amiloides, tuvieron dos veces más riesgo de haber  sufrido una caída. Este descubrimiento, señalaron los investigadores, revela que antes de  presentarse un deterioro cognitivo, síntoma típico de la enfermedad, comenzaron a ocurrir  cambios en el equilibrio y la forma de caminar.

La Dra. María Carrillo de la Asociación de Alzheimer, señaló que cada vez hay más evidencia  científica que señala que antes de que se hagan presentes los síndromes de Alzheimer, podrían  estar ocurriendo cambios biológicos silenciosos en el cerebro.

De ahí la importancia de que se hagan más investigaciones sobre la relación entre los  déficits motores y las caídas como signos tempranos de Alzheimer.

(Con información de bbc.com)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: