Olor de pies se debe a toxinas y humedad

Experto dice a SUMEDICO que tipo de calzado y calcetines se deben usar para evitar que se guarde la humedad.

21/07/2011 8:35
AA

¿Alguna vez has percibido en tus pies un olor particularmente parecido al queso?, si es así y has estado acompañado por alguien más lo más probable es que te haya dado un poco de pena, pero es algo totalmente normal y el olor no es a queso, sino a humedad y toxinas.

De acuerdo con el médico José Luis Artigas Arroyo (*), especialista de la Universidad La Salle, la principal causa del mal olor en los pies es la sudoración, pues “por medio del sudor nos deshacemos de la muchas toxinas y sustancias que el cuerpo no necesita, y estas son las que provocan ese olor”, dice el especialista a SUMEDICO.

Al ser este un proceso natural en el cuerpo, el médico señala que el olor de pies es totalmente normal y que no hay necesidad de alarmarse ante su presencia, y el hecho de que en unas personas sea más fuerte que en otras o incluso que en determinadas personas no se presente el aroma es por que sudan menos.

El médico Artigas indica que debemos sospechar de hongos o infecciones cuando después del aseo diario, este olor persiste y además se empiezan a notar lesiones o cambios de coloración en la piel o las uñas.

Evita el mal olor

Para eliminar o disminuir este peculiar olor de pies, el especialista de la salud recomienda evitar la humedad, aseo diario con agua y jabón, usar talco o cremas de control de sudoración y que los calcetines, medias y zapatos permitan una adecuada ventilación.

Para que se no se guarde la humedad lo mejor, dice el médico, es que los calcetines sean de algodón o lana, y los zapatos de cuero o lona de algodón, evitando todo tipo de materiales sintéticos.

Sin embargo, el calzado y los calcetines no los son todo, es indispensable saber lavarse bien los pies y sobre todo secarlos, asegura José Luis Artigas, “deben lavarse todos los días con agua y jabón no mantenerlos remojando por mucho tiempo y secar bien, incluyendo la región entre los dedos”.

Y si pese a esto, el mal olor persiste, lo más adecuado es asistir al médico para descartar que se trate de un hongo.

Para concluir, el médico indica que siempre que se visiten lugares públicos como albercas, gimnasios o playas siempre se lleven sandalias porque así se evita un posible contagio, además que evitan la humedad.

(*) José Luis Artigas Arroyo
Medicina General / Administración de Organizaciones de la Salud de la Universidad la Salle
ar.joseluis@gmail.com
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: