Once errores que cometes al bañarte

Aunque parezca increíble, al bañarte puedes cometer muchos errores

13/01/2017 4:02
AA

Bañarte puede parecer una de las cosas más sencillas del mundo, pues sólo necesitas de jabón y agua para quedar reluciente; sin embargo, es un poco más complicado que eso.

Aunque parezca increíble, al bañarte puedes cometer múltiples errores que pueden dañarte, ¿cómo cuáles? A continuación te los decimos

Tomar largos baños

Las largas duchas eliminan de tu piel todos los aceites naturales que la hidratan, lo que provoca comezón y resequedad.

El tiempo indicado para bañarte es entre 5 y 10 minutos.

No darte un chorro de agua fría al terminar

Cuando termines de bañarte, date un chorro de agua fría por unos 30 segundos.

Esto te ayudará a reducir el estrés, reforzar tu sistema inmunológico, evitar la depresión y a quemar grasas.

Lavar tu cabello a diario

Basta con que lo laves una o dos veces por semana, dependiendo el tipo de cabello. Si tu cabello es delgado, lávalo dos veces y en caso de ser grueso o rizado, sólo una vez a la semana.

Hacerlo todos los días reduce los aceites naturales que lo humectan y vitalizan, lo que le dará una apariencia seca, sin brillo y sin suavidad.

Dejar la esponja mojada en el baño

La esponja no debe quedar mojada porque las células muertas que quedan alojadas, favorecen el desarrollo de bacterias.

Siempre que termines, lávalo bien y déjalo en un lugar donde reciba el aire y/o sol.

Secarte muy fuerte

Frotar muy fuerte la toalla en tu piel, puede irritarla e incluso formar grietas y resequedad.

Siempre usa una toalla suave y seca con palmaditas.

Utilizar una toalla para envolver el cabello

Es una de las costumbres más comunes en las mujeres, pero que más daños causa al cabello.

Lo mejor es quitar el exceso de agua suavemente con la toalla mientras das pequeños apretoncitos, sin frotarlo.

No lavarte los pies

Al enjabonar tu cuerpo no te olvides de los pies y al terminar, sécalos perfectamente, sobre todo entre los dedos porque ahí es donde más se alojan los hongos y bacterias.

Aplicar acondicionador en toda la cabeza

El cabello más cercano al cuero cabelludo aun tiene sus aceites naturales, por lo que aplicar acondicionador puede sobrehidratarlo y dañarlo.

En donde sí se debe aplicar es en las puntas, porque ahí ya no hay aceites.

No hidratar tu piel de inmediato

Debes hidratar tu piel inmediatamente al terminar de bañarte, aun cuando estés húmedo.

Lavar tu zona intima con jabón

El jabón altera el pH que contiene la zona íntima, especialmente el de las mujeres. Esto provoca hongos, bacterias o infecciones.

Lo ideal es utilizar jabones con pH neutro o sólo agua.

No secar el cabello con la secadora

Aunque pueda parecer que la secadora daña al cabello, la realidad es que lo beneficia si se utiliza bien.

Muchos de los productos para el cabello como los shampoos, aceites, acondicionador y cremas, se activan con el calor. Por ello, utilizar la secadora a temperatura media y a una distancia razonable, activarás estos elementos y tendrás un mejor efecto.

(Con información de Upsocl)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: