ONU: Comer insectos disminuiría obesidad

Muchos bichos tienen tanta proteína y minerales como la carne, aunque más grasas saludables, según estudio.

14/05/2013 8:57
AA

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) indican que comer insectos como orugas, hormigas, saltamos, y otros tantos más; podría ayudar en la lucha contra la obesidad, ya que tiene altos niveles nutritivos, y contiene más grasas saludables, según los resultados de un estudio que realizarón.

“La obesidad es un problema de salud importante a combatir, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima se ha duplicado su incidencia desde 1980 y afecta a unos 500 millones de personas”, indicaron los voceros de la ONU.

Asimismo, comentaron que más de mil 900 especies de insectos sirven como alimento en todo el mundo, en su mayoría en África y Asia, pero los occidentales en general rechazan comer saltamontes, termitas y otros platos crujientes.

Los autores del estudio, dijeron que muchos insectos “contienen la misma cantidad de proteínas y minerales que la carne y más grasas saludables que los médicos recomiendan en dietas balanceadas”.

“En Occidente tenemos una parcialidad cultural y creemos que porque los insectos vienen de países en desarrollo no pueden ser buenos”, dijo el científico Arnold van Huis, de la Universidad de Wageningen en los Países Bajos y uno de los autores del reporte.

Eva Muller, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), dijo que restaurantes en Europa estaban comenzando a ofrecer platos con insectos, presentándolos a los comensales como manjares exóticos.

El restaurante danés Noma, por ejemplo, elegido como el mejor del mundo por tres años consecutivos en una encuesta, es reconocido por utilizar ingredientes como hormigas y saltamontes fermentados.

En éste sentido, los autores del reporte dijeron que la cría de insectos sería menos dependiente de la tierra que el ganado y produciría menos gases de efecto invernadero.

Y que también crea oportunidades de negocio y exportaciones para personas de bajos recursos en países en desarrollo, especialmente mujeres, que con frecuencia son las responsables de recolectar insectos en las comunidades rurales.

En cocnlusión Van Huis dijo que las barreras para disfrutar platos como yogur de larvas de abejas eran sicológicas, ya que en un estudio ciego realizado por su equipo, nueve de cada 10 personas prefirieron albóndigas hechas de carne y lombrices que las compuestas sólo de carne. (Con información de La jornada)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: