Operan corazón del bebé desde el vientre materno

El Instituto de Perinatología realiza investigaciones para hacer intervenciones a fetos con daños al corazón.

23/11/2010 8:12
AA

“Hacer de un feto enfermo, un bebé sano”, este es el objetivo de las investigaciones que se realizan en el Instituto Nacional de Perinatología para la realización de operaciones del corazón desde el vientre materno

“Estamos en fase de experimentación en este tipo de intervencionismo cardíaco”, que se puede realizar entre la semana 28 y 30 del embarazo en caso de detectarse, a través del ultrasonido, algún defecto en el corazón del feto que ponga en riesgo su sobrevivencia al nacer, señaló en entrevista con SUMEDICO el ginecobstetra José Obeid Layón.

Explicó que esta intervención quirúrgica inicia con la punción del abdomen de la madre (de manera similar a una laparoscopia), a fin de introducir la “camisa” (ducto) por donde se va a colocar el cateter al feto, al cual no es necesario anestesiar porque tiene muy poca sensibilidad en la piel. Se penetra su parte toráxica y se modifica el “defecto” del corazón.
 
El especialista Obeid Layón, quien cuenta con más de 15 años de experiencia en embarazos de alto riesgo, reconoció que en esta fase de experimentación ya se han detectado riesgos, como la ruptura de la membrana del feto o el desprendimiento de la placenta, pero como en toda operación el médico evalúa que puede ser mucho más benéfica que los posibles riesgos, se plantea la alternativa tanto a la madre como al padre.
 
“En la semana 10 puede detectarse ya una malformación cardíaca. Si se dejan las válvulas del corazón cerradas, probablemente el bebé muera en la semana 32, in útero, no llega al término del embarazo”, puntualizó el especialista, quien acaba de participar en una conferencia en el marco de la exposición Body Worlds, que se presenta en el museo Universum de Ciudad Universitaria.
 
Respecto a si es posible maximizar cuidados por parte de la madre para dar tiempo a que nazca y entonces operen al bebé, el ginecobstetra empleó  un simil de arquitectura para aclarar que a más tiempo de desarrollo, más difícil curar una enfermedad.

“Si sobrevive (dentro del vientre) a la enfermedad cardíaca, tendríamos que esperar entre dos y tres meses para el nacimiento y nos encontraremos con un corazón y cuerpo aún más enfermos por la falta de oxígeno,  y esto sería como preguntarse si el corazón viene ya demolido de 18 pisos, pues sólo tengo dos por rescatar, antes serían más”.
 
Pero además, con la intervención se aliviaría la presión, que aun sin tener conciencia, tiene el bebé: “llamamos estrés fetal cuando el bebé tiene falta de oxígeno, baja la circulación y entonces el bebé tiene que hacer un esfuerzo mayor, su corazón se acelera y late más rápido”.
 
Los beneficios del ultrasonido
 
Es a través de la evolución del ultrasonido hasta su etapa actual en tercera dimensión (3D), que ha sido posible prevenir sobre la existencia de enfermedades aun antes del nacimiento y ahora, incluso, establecer la posibilidad de hacer operaciones al bebé aún dentro del vientre materno.
 
El doctor Carlos Aboitiz Rivera, ecocardiógrafo del Instituto Nacional de Perinatología, explica que a partir de la semana 16 se puede realizar un ultrasonido transvaginal, lo cual se denomina ecocardiograma fetal, a través del cual se pueden detectar cardiopatías como:
 

  • Enfermedad de Ebstain
  • Tretralogía de Talla
  • Hipoplasia
  • Tumores Cardiacos (esclerosis tuberosa)
  • Arritmias

 
Entre los factores de riesgo para que el feto padezca alteraciones en su corazón se encuentran:
 

  • Antecedentes familiares de cardiopatía congénita
  • Enfermedades en la mamá como diabetes
  • Exposición a sustancias por el consumo de medicamentos, como aspirina y otros
  • Infecciones de la mamá, como rubeola
  • Fertilización In Vitro

 
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: