Médicos Navales operan con éxito a niño herido por el sismo

Erik de 11 años de edad se encontraba en Morelos cuando ocurrió el temblor y sufrió el accidente

17/05/2018 2:26
AA
herido durante el sismo

Tras hacer varios estudios médicos, se llegó a la conclusión de que Erik necesitaba una craneoplastia.

Médicos neurocirujanos del Hospital General Naval de Alta Especialidad de la Secretaria de Marina realizaron éxitosamente una cirugía reconstructiva craneoplastia, para colocar una placa de titanio en el cráneo de un niño herido durante el sismo del pasado 19 de septiembre.

La lesión fue causada luego de que una teja cayera en su cabeza y le causara una fractura de la parte izquierda de su cráneo, traumatismo creaneoencefálico, una parálisis en su cuerpo y dificultad para hablar.

En un comunicado, la dependencia informó que Erik Antonio, un niño de 11 años de edad se encontraba en Morelos cuando ocurrió el temblor y sufrió el accidente.

Por ello, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por primera vez y pasó seis semanas en terapia intensiva.

>>Te puede interesar: Héroes caninos que salvaron vidas en el sismo de 7.1 grados 

Aunque se recuperó, el menor tuvo que ser sometido a una segunda intervención debido a que una hernia se formó en su cabeza.

Erik tuvo que recibir terapias de rehabilitación para mejorar su capacidad motriz y de habla, sin embargo requería una tercera cirugía mucho más especializada, por lo que se pidió apoyo de la Secretaría de Marina.

Craneoplastia a niño herido durante el sismo

Tras hacer estudios médicos, se llegó a la conclusión de que Erik necesitaba una craneoplastia, que es una cirugía de tipo reconstructivo que busca suplir la parte del cráneo fracturado.

craneoplastía

 

 

 

 

 

 

 

 

Los cirujanos abren la herida y se expone el cráneo, luego se limpia el área y se reacomoda el cerebro. Posteriormente se coloca una malla de titanio de 8×8 cm y 6 mm de grosor y se fija en la zona.

Esta placa de titanio en el cráneo se coloca con la finalidad de proteger y mejorar la recuperación neurológica.

La craneoplastía de Erik fue todo un éxito y tuvo una duración de aproximadamente dos horas y media. Para la recuperación, el pequeño tuvo que estar hospitalizado durante 3 días.

El pasado 10 de mayo, Erik fue dado de alta y junto a su familia regresó a su casa en Morelos. Gracias al apoyo médico de la Secretaria de Marina, el menor mejoró su salud física y emocional.

>>Te puede interesar: Niños mexicanos padecen obesidad por no dormir 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: