Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Indispensable, revisar a recién nacidos por posible problema de cadera

OMAR BIBIANOMay 29, 2022 
Tiempo de lectura: 5 mins.

La Displasia del Desarrollo de la Cadera se define como una mala formación del techo acetabular. Se presenta hasta en 1 de cada 50 nacidos

¿Qué es la displasia de cadera en niños? (Foto: Mapommered, SUBLUXATION F préop 02, CC BY-SA 3.0)

Lo + leído

Durante nuestra formación como residentes de Ortopedia y ya en la subespecialidad de Ortopedia Pediátrica (OP) conocemos la Displasia del Desarrollo de la Cadera (DDC) como una enfermedad que se presenta frecuentemente en un estrato socio cultural bajo, sin embargo después de más de 10 años de experiencia en el área de Ortopedia Pediátrica puedo decir que la frecuencia no respeta sexo, estrato socio cultural, nada. 

La Displasia del Desarrollo de la Cadera se define como una mala formación del techo acetabular, que en términos sencillos es el techo que soporta la cabeza del fémur en la pelvis para que esta se mantenga en su lugar y cumpla con su función de movilidad y marcha en un futuro. 

Actualmente la DDC se presenta hasta en 1 de cada 50 nacidos y es una de las principales causas de artrosis en pacientes adultos jóvenes que llegan a necesitar una prótesis de cadera

Es mas frecuente en niñas que en niños, siendo la cadera izquierda la que con mayor frecuencia lo presenta; y existen ciertas condiciones pre, post natales y hereditarias,  que nos ayudan a sospechar la posible presencia de DDC posterior al interrogatorio en el consultorio. 

(Foto: Anatomography, Hip bone - close-up - animation (left hip bone)CC BY-SA 1.0)

Actualmente la realización de una exploración integral por un ortopedista pediatra a los recién nacidos esta indicada ya que a pesar de existir algunas maniobras especiales que pediatras u ortopedistas Generales y Pediátricos realizamos no estamos exentos de pasar desapercibidos casos positivos y dejarlos evolucionar sin tratamiento

Con lo anterior es importante que sepamos que el mejor momento para realizar la evaluación clínica en consultorio, con estudios de imagen como son ultrasonido o radiografías debe ser cuanto antes posterior a nacimiento, y para estos pacientes el ultrasonido es la mejor opción hasta los 6 meses aproximadamente, ya que con el podemos realizar la evaluación con imágenes estáticas pero también podemos realizar una evaluación dinámica de esas caderas. Con esto podemos empezar el tratamiento de inmediato para la resolución de la displasia.

El uso de radiografías es mejor a partir de los 4 meses cuando ya podemos observar en esta ciertas estructuras que en un principio no aparecen y con eso poder realizar las mediciones necesarias para determinar el estado de desarrollo de las caderas

Una vez realizado el diagnóstico se inicia el tratamiento que para pacientes recién nacidos lo hacemos con un arnés especial (Arnés de Pavlik) el cual se coloca en el consultorio y se da la enseñanza necesaria a los padres para que lo lleven a cabo todos los días ajustándolo cuantas veces sea necesario. El arnés ayuda a colocar las caderas en una posición que pueda ser estimulado el acetábulo para acelerar su desarrollo. No genera molestias, no será recordado por el bebé ni alterará su desarrollo motriz de ninguna forma. 

(Foto: Ping Zhen, Jun Liu, Hao Lu, Hui Chen, Xusheng Li, Shenghu Zho, X-ray of hip dysplasia in adultCC BY 4.0)

El tiempo que se mantiene colocado al día es de 23-24 horas y durante el tiempo que sea necesario según las mediciones que se hagan con ultrasonido o con radiografías simples de la pelvis. Al llegar al punto ideal, el arnés es retirado durante el día y se mantiene por cierto tiempo por la noche. Al finalizar estas etapas se retira el uso y finaliza el tratamiento de este paciente. Nosotros realizamos una revisión posterior con estudios de imagen nuevos para evaluar la evolución de esas caderas y listo. 

Hay puntos importantes a destacar y es que el uso de un tratamiento conservador ( sin cirugía) dependerá del momento en el que el paciente llegue con nosotros, así si un paciente llega a los 9, 12 meses es diferente y tal vez requiera un tratamiento mas elaborado como podría ser pasar a quirófano para realizar una sedación y colocación de aparato de fibra de vidrio o un procedimiento quirúrgico menor con el uso también de un aparato de fibra de vidrio. Esto sin duda es una parte del tratamiento que bien podría ser tema de otra conversación. 

Así puedo decir que en mi práctica privada actual he visto pacientes de todas las edades, sexo, y estrato socio cultural, vistos en hospitales públicos o privados de forma inicial con DDC que no han sido diagnosticados y que han requerido de tratamientos de mayor complejidad que aquellos a quienes se realizó el tamiz de cadera necesario por derecho a nivel nacional. 

Es muy importante que sea difundido el mensaje, que es sencillo, todos los recién nacidos deben ser evaluados por un ortopedista pediatra, que es quien definirá si es un ultrasonido o radiografías las indicadas para completar el protocolo de estudio de los bebés y realizar el tratamiento pertinente en el mejor momento. 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Placeholder here!!!

Últimas noticias

Thank you for trying AMP!

You got lucky! We have no ad to show to you!

Más de Opinión