Orgasmos sin penetración, sí son posibles

Los masajes, las caricias y besos intensos, son algunas de las técnicas que provocan orgasmos en las mujeres.

07/08/2015 9:05
AA

Una creencia muy común es que para que la mujer pueda llegar al orgasmo es necesaria la penetración, sin embargo esto no es cierto, ya que existen distintas técnicas de estimulación como caricias, besos intensos o masajes que pueden provocar grandes sensaciones si se realizan correctamente.

Por esta razón y a propósito del Día Mundial del Orgasmo Femenino que se celebra el 8 de agosto, te decimos algunos consejos que harán a los hombres unos expertos en el arte de provocar orgasmos, inclusive cuándo estén en la calle.

 
Abrazos íntimos: Esta es una técnica muy sencilla en la que deberás sentar de frente a tu chica sobre tus piernas y manos mientras la abrazas. Después comienza a estimular lentamente su clítoris mientras ella roza suavemente el pene.
 
Besos en todo el cuerpo: Con tus labios, recorre cada parte de su cuerpo desde la cabeza hasta los pies. Los besos intensos y pequeñas mordidas en los labios, el cuello, los senos, el vientre o la zona exterior de la vagina, harán que ella se relaje y aumente el deseo por ti.
 
Hablarle al oído: Uno de los sentidos que más se estimulan en la mujer, es el oído, por lo que cuando estés con tu pareja, susúrrale lo que sientas por ella o dile palabras para emocionarla enfatizando su belleza, su cuerpo o las ganas que tienes de llevarla a la cama. Si acompañas las palabras con besos delicados y sutiles caricias en los brazos, manos o la cintura, puedes lograr que tu chica tenga orgasmos en cualquier lugar, incluso en la calle y sin que nadie lo noté.
 
Masaje seductor: El masaje Yoni o vaginal, es una técnica tántrica que puede ser muy estimulante para la pareja ya que conforme el hombre va realizando el masaje, va logrando la excitación al ver cómo se despiertan los sentidos de la mujer. Para hacer este masaje, se recomienda un baño relajante y un ambiente intimo con música, velas, incienso y sobre todo, no tener prisas.
 
Para empezar, ella se acostará boca arriba mientras te sientas entre sus piernas para comenzar masajear todo su cuerpo acercándote poco a poco a la zona genital.
 
Aplica un poco de lubricante en el monte de venus y los labios mayores y después con los dedos índice y pulgar, acaricia cada labio externo y presiónalo suavemente de arriba hacia abajo. Haz lo mismo con los labios internos.
 
Una vez que hayas estimulado esa zona, introduce el dedo medio de la mano derecha en el Yoni y continúa hasta el área esponjosa debajo del hueso púbico, la cual se conoce como el punto G. Continúa el masaje y si lo deseas puedes introducir el dedo anular mientras sigues acariciando el clítoris con el resto de tu mano. También puedes seguir acariciando y masajeando el resto del cuerpo con tu mano izquierda.
 
No olvides mantener el contacto de la mirada durante todo el majase, ya que así generaran una conexión más fuerte e íntima.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: