Orina humana ayudaría a combartir CO2

Científicos españoles encuentran que extracto de orina humana puede capturar grandes cantidades de dióxido de carbono.

17/08/2012 10:06
AA

Una de las causas del Cambio Climático es el calentamiento global del planeta. Esto se debe a la acumulación de grandes cantidades de gases, como el Dióxido de Carbono o CO2, en las partes altas de la atmósfera, lo que evita que salga una parte de los rayos solares que normalmente rebotan contra el planeta y salen hacia otra dirección del espacio.

Científicos españoles del Instituto de Investigación y Formacion Agraria y Pesquera de la Junta de Andalucía, han propuesto diseñar una sustancia que contiene extractos de orina humana y que puede capturar grandes cantidades de CO2. Esta propuesta no es descabellada, según explican los autores y el editor de la Revista sobre Materiales Peligrosos o Journal of Hazardous Materials, debido a que la mayoría de las ciudades no tienen cerca grandes mares, bosques o otras zonas de cubierta vegetal que son los principales captadores de carbono libre en la atmósfera.

La orina humana está presente en todas las comunidades humanas y está cerca de los focos de contaminación de las ciudades, indican los expertos españoles.

Manuel Jiménez Aguilar, autor del estudio, explicó en un comunicado difundido hoy por la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) que “por cada molécula de urea contenida en la orina se produce un mol de bicarbonato amónico y otro de amoniaco, que podría ser usado para la captura de un mol de Dióxido de Carbono atmosférico (CO2)”

Tras absorber el CO2, se produce otra unidad de bicarbonato amónico, usado en China como fertilizante nitrogenado durante 30 años. “Si se aplicara en suelos básico-cálcicos produciría carbonato cálcico que podría favorecer la fijación del gas en el suelo”, indica Jiménez Aguilar.

Para evitar la descomposición de la urea, el investigador plantea la posibilidad de incluir una pequeña proporción de alpechín –líquido negruzco y fétido que se obtiene al centrifugar la pasta de aceituna molturada– que actuaría como conservante. “El sistema orina-CO2-alpechín podría considerarse un fertilizante N-P-K (amonio-nitrato-fósforo-potasio)”, afirma el investigador.

El resultado es que la orina mezclada con un ligero porcentaje de alpechín puede capturar de manera estable y durante más de seis meses varios gramos de CO2 por litro. Según Jiménez Aguilar, “las emisiones de CO2 podrían reducirse hasta un 1%”.

De aplicarse esta metodología como absorbente de gases de efecto invernadero, las costumbres y usos de las aguas residuales y residuos sólidos de los países industrializados ya no volverían a ser los mismos. El autor insinúa que todo el sistema de tratamiento de aguas y basuras se revisaría para adecuar las nuevas urbanizaciones a un sistema de reciclado y aprovechamiento de estos residuos.

“En países en vías de desarrollo este sistema de recuperación de nutrientes podría implantarse por las ventajas que supone desde el punto de vista medioambiental”, opina el experto.

Además, el reciclaje de orina en cada domicilio permitiría recuperar nutrientes y reducir las necesidades de fertilizantes artificiales. “Si la orina y heces se reciclan en origen, se podría ahorrar agua –del orden de 20 litros por persona y día– y se reducirían los costes de tratamiento de las aguas residuales”, recalca Jiménez.

El estudio apunta que la orina debería reciclarse para ser usada como fertilizante líquido y las heces tratadas con los residuos sólidos orgánicos para producir compost o fertilizantes sólidos. Otra de las aplicaciones de la mezcla orina-alpechín es la reducción de emisiones de CO2 y NOx de los vehículos a motor, según afirma el investigador en otro trabajo pendiente de publicar. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: