publicidad

Otros

10 causas que impiden la lactancia materna

Existen caso en los que una madre no puede amamantar.

  • Ingrid Consuelo Silva Palma
  • 29/09/2018
  • 17:00 hrs.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes necesarios para su crecimiento y desarrollo saludables. Además, prácticamente todas las mujeres podrían amamantar.

Para una adecuada práctica de la lactancia, las mujeres deberán disponer de apoyo familiar, información adecuada y un sistema de atención de salud disponible para ella y su bebé.

La recomendación de la OMS es lactancia materna exclusiva durante 6 meses y posteriormente, iniciar la alimentación complementaria que será prescrita por un especialista conforme su edad.

El mantenimiento de la lactancia materna puede tener una duración de 2 años o más.

Te recomendamos: Guanábana, la clave contra distintos tipos de cáncer

Lactancia materna: ¿cuándo no amamantar?


De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), existen algunas enfermedades o condiciones maternas que pueden evitar la práctica de la lactancia, entre ellas:

1. Virus de la Influenza

2. Virus del ébola

3. Malaria

4. Toxoplasmosis

5. Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)

6. Cirugía de seno

7. Infecciones por hepatitis tipo C o hepatitis tipo C

8. Influenza

9. Enfermedad de Lyme

10. Virus del Nilo Occidental.

Es importante acudir siempre con un especialista que valore las condiciones de la madre y el niño para poder comenzar la lactancia.

Los datos de la OMS revelan que si prácticamente todos los niños fueran amamantados, anualmente se salvarían aproximadamente 820 mil vidas infantiles.

Pese a esta cifra, a nivel mundial, solo un 40% de los lactantes menores de 6 meses reciben leche materna como alimentación exclusiva.

Te sugerimos: Alertan por enfermedades del corazón en menores de 30 años

La leche materna es inocua y contiene anticuerpos que ayudarán a que los lactantes estén protegidos de las enfermedades más frecuentes durante esta etapa, por ejemplo la neumonía y la diarrea.

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad