publicidad

Otros

Alertan de enfermedades por contaminación

Los altos índices de contaminación pueden causar Minamata, la cual dañar al sistema nervioso central

  • 07/04/2016
  • 18:00 hrs.
Rocío García Martínez, científica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), alertó que los índices de contaminación donde está presente el elemento mercurio (Hg), puede causar a futuro, la enfermedad de Minamata, que se caracteriza por dañar al sistema nervioso central provocando irritabilidad, temblores, alteraciones de la vista, de la audición y en huesos, así como debilidad y parálisis, la cual puede ser mortal.

Las poblaciones más vulnerables son los niños, los ancianos y las mujeres en etapa de gestación, pues este elemento es capaz de atravesar la membrana de la placenta con resultados graves, afirmó la investigadora.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que los límites permisibles de este elemento son de una parte por millón (1 ppm); sin embargo, la científica encontró que los mineros mexicanos pueden registrar valores hasta tres veces mayores.

El mercurio se le considera como uno de los seis contaminantes más importantes del planeta, por lo que debe ser monitoreado día a día, dijo la especialista, de acuerdo con un comunicado de la UNAM.

La exposición a altos niveles de mercurio metálico, inorgánico u orgánico, pueden ocasionar efectos graves en las personas, subrayó la investigadora, quien dijo que este elemento se encuentra presente en tres matrices ambientales (aire, agua y suelo) y en México son pocas las investigaciones para determinar su presencia, las fuentes emisoras y su transporte.

Por ello, García Martínez realiza un estudio permanente y de largo plazo desde hace siete años, en el que mide aerosoles atmosféricos y precipitación pluvial para precisar su distribución y la migración en sitios mineros.

La especialista detalló que el mercurio atmosférico en lugares donde la actividad minera no existe, se debe a los flujos del transporte de las masas de aire, como el viento.

Mientras que la presencia en el aire de mercurio gaseoso (atmosférico) indica la persistente volatilidad del Hg contenido en el agua, los suelos y los sedimentos, siendo problemas locales, regionales y globales.

El contacto con este elemento se da a través de diferentes mecanismos, como el consumo de pescado o vegetales regados con agua contaminada proveniente de la minería, especificó.

Además, dijo que este elemento no debe tratarse como “contaminante emergente”, porque es un candidato a regulación futura, dependiendo de las investigaciones sobre sus efectos potenciales en la salud y basados en los datos de monitoreo con respecto a su incidencia.

Explicó que se planteó la necesidad de llevar a cabo el estudio de mercurio en aerosoles atmosféricos en zonas mineras del Centro de México.

“No estamos en contra de la minería, sino a favor de contar con tecnologías modernas y efectivas para la extracción de oro y plata que eviten la emisión de vapores de mercurio a la atmósfera”, aclaró.

Sin embargo, subrayó que sería importante la implementación de nuevas tecnologías como los hornos ecológicos; no obstante, por su alto costo se propone el financiamiento gubernamental y la constitución de cooperativas mineras.

(Con información de Notimex)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad