publicidad

Otros

Daño emocional en hijos de mamás con VIH

Niños de padres con VIH están expuestos al contagio de la enfermedad, a abandonar la escuela y a quedar huérfanos.

  • 25/10/2011
  • 14:53 hrs.

Ser diagnosticado con VIH/Sida, representa un enorme impacto emocional que causa miedo, incertidumbre, enojo y otras emociones que pueden derivar en trastornos como la ansiedad y depresión, los cuales resultan más graves en mujeres embarazadas e incluso llegan a presentarse en sus hijos desde el momento de nacer. 

Es por lo anterior, que el Instituto Nacional de Perinatología aplica el Programa de Atención Integral para la Mujer Embarazada infectada por el VIH, a fin de que el abordaje tanto a las madres como a los menores impliquen no sólo el tratamiento médico en el control del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida, sino en el apoyo psicológico y psiquiátrico necesarios tanto para la mamá como el hijo.

Acorde a la Federación Mundial de la Salud Mental, son diversas las formas en que se ven afectados los infantes nacidos de madres con VIH:

  • Contagio de la enfermedad 
  • Abandono de la escuela, para atender a su propia mamá, papá o hermanos
  • Orfandad, a causa de la muerte de la madre, el padre, o ambos

Los efectos secundarios son:  

  • Sufrimiento emocional
  • Depresión
  • Desarrollo de actitudes violentas
  • Insuficiente desarrollo físico y mental
  • Imposibilidad de alcanzar madurez emocional
  • Trastornos psicológicos, que pueden manifestarse antes, durante o después de la pérdida de los padres
  • Pérdida del hogar y del apoyo financiero que tenían (quedar sin comida, albergue, abrigo, medicamentos y educación, ante lo cual pueden incurrir en prostitución o actos delictivos

Dicha institución internacional también puntualiza sobre los daños psicosociales de los padres infectados, “quienes además de vivir abrumados con el dolor y la depresión de la enfermedad, viven la angustia de que dejarán a sus hijos solos o desamparados”. 

Basados en las recomendaciones de la Federación Mundial de Salud Mental, el Instituto Nacional de Perinatología brinda orientación a los padres sobre la forma de informar a sus hijos(as) de su condición; la necesidad de encontrar hogares seguros y estables donde los menores puedan crecer y desarrollarse; así como apoyo en tanatología para hablar de la muerte y del proceso que lleva a ella.

Para mayor información puede dirigirse a www.inper.edu.mx o al teléfono 55-20-99-00 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad