publicidad

Otros

Diez errores de las madres primerizas

En la búsqueda de ser la mejor madre, se cometen, sin quererlo, algunos errores.

  • 18/04/2016
  • 09:00 hrs.
Cuando una mujer se convierte en madre, busca hacer todo a la perfección para no equivocarse, pues está comenzando uno de los momentos más importantes de su vida; sin embargo, en la búsqueda de la perfección, llegan a cometer, sin quererlo, algunos errores.

Si estás en esta situación, antes que todo debes estar consciente de que no te volverás una experta, ya que no existen manuales que te digan el secreto para ser la mejor madre. Todo lo que sea mejor para tu hijo, lo irás aprendiendo poco a poco.

Asimismo, hay cosas que no son recomendables porque no benefician al bebé y tampoco a ti. Por ello a continuación te decimos los 10 errores más comunes para que los evites.

  1. Dudar de tu capacidad de madre: es algo nuevo para ti, pero no creas que no serás capaz de lograrlo. Confía en ti.

  2. Seguir los consejos de los demás: todo lo relacionado a tu bebé, lo sabes tú mejor que nadie. Aunque sus intenciones sean buenas, siempre sigue tu instinto maternal.

  3. Tener a tu bebé en una burbuja: tu bebé no es frágil ni se va a romper si lo toca el viento o alguien más. Déjalo explorar.

  4. Limpiar en exceso: es cierto que hay que tener buena higiene y tener las cosas esterilizadas ante la llegada de un bebé, pero no por ello debes limpiar de manera obsesiva todo lo que esté alrededor.

  5. Bañarlo todos los días: es muy pequeño y no se ensucia como los adultos, pues solo está en casa. Con dos o tres baños por semana son suficientes.

  6. Taparlo en exceso: si hace frío, pónle la cobija necesaria y no exageres. Taparlo demasiado sólo lo hará sentir incómodo y disgustado.

  7. Tener todo en silencio mientras duerme: enséñale a dormir cuando hay algún ruido en la casa como la lavadora o música de fondo.

  8. Llevarlo a urgencias por todo: no acudas al doctor cada vez que le pase algo nuevo o cuando estornude.

  9. Seguir estrictamente los horarios de comida: aunque se recomiende darles de comer cada cierto tiempo, muchas veces llegan a tener hambre antes. Cuando esto ocurra no lo hagas esperar.

  10. Cortarle el cabello: raparlo con la intención de que el cabello crezca más fuerte, no funciona y sólo le causarás molestias. Deja que crezca.


(Con información de In perfectas)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad