publicidad

Otros

Duda que suplementos fortalezcan el cerebro

Beneficios en consumo de pescado y otros alimentos con ácidos grasos no son superados por los suplementos, revela investigación

  • 04/10/2011
  • 17:21 hrs.

Cuántos no padecimos el extraño sabor de las cápsulas de hígado de bacalao, bajo las órdenes del doctor y nuestras madres que aseguraban era lo mejor para fortalecer el cerebro desde temprana edad. Incluso se prescribía médicamente en los primeros meses de embarazo y, ya nacido el niño o la niña, debía tomarlo por lo menos hasta la  primaria.

Investigaciones de la Universidad de Granada indica que ciertamente existen pruebas de que el aceite de pescado es altamente benéfico en la etapa de embarazo, sin embargo esto es derivado de una  alimentación saludable realizada por tiempo prolongado con alimentos ricos con ácidos grasos.

"No observamos efectos significativos de los suplementos en la función cognitiva de los niños, pero el estado del DHA materno puede relacionarse con la función cognitiva posterior en niños", sostuvo la investigadora líder Cristina Campoy.

Apuntó que en los estudios practicados no se encontraron diferencias en el coeficiente intelectual de niños de 7, aun cuando sus madres tomaron suplementos de aceite de pescado en la etapa de gestación o en la de lactancia.

Sin embargo, destacó, lo que sí se comprobó es que los niños de mujeres  con niveles elevados de DHA en la sangre al dar a luz tenían una inteligencia por encima de la media a los 6 años, aunque solía deberse a la ingesta de ciertos alimentos y no de suplementos.

Esto significa que es más benéfico tener una dieta de largo plazo con alimentos ricos en ácidos grasos, como el Omega 3, que pretender tomar suplementos en la etapa de embarazo.

Mejor hay que tomarlo

Pese a los resultados de la investigación de la Universidad de Granada, la investigadora Ingrid Helland, quien encabezó una estudio noruego previo con los mismos resultados, se pronunció porque las futuras mamás continúen con la ingesta de suplementos con aceite de pescado. 

Esto, apuntó Helland,  investigadora del Hospital Universitario de Oslo, porque el estudio en mención no evaluó las dietas de los niños, lo cual pudo haber influido en los resultados.

Además, no se consideraron s factores genéticos, estimulación social, nutrición, y otros, que pudieran también haber afectado los resultados de la investigación.

Finalmente expuso: "Si una amiga me preguntara si tomar o no suplementos, le recomendaría que sí, pero enfatizaría que no tenemos aún ninguna prueba científica de que beneficie al niño". (Con información de Medlineplus)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad