publicidad

Otros

Mexicanos sólo donan órganos en vida

Es muy bajo el número de personas que hacen el trámite para regalar sus órganos cuando fallecen señala Sociedad Mexicana de Trasplantes.

  • 01/03/2012
  • 09:00 hrs.

México es el país más generoso del mundo cuando se trata de donación de órganos, pero esa generosidad no nos alcanza. 

Aunque no hay ningún otro país donde tantas personas acepten donar, en vida, alguno de sus órganos para salvar a un familiar, el rezago en la lista de espera de trasplantes es monumental.

Cada año se realizan 5 mil trasplantes de órganos en toda la República Mexicana, pero existe una lista de espera de 12 mil 200 individuos y sigue en aumento. Hay dos problemas que es necesario atender para solucionar este rezago: aumentar la donación de órganos de pacientes recién fallecidos y preparar a más personal que sepa manejar estos órganos, indica la Sociedad Mexicana de Trasplantes, donde se agrupan los médicos de esta especialidad.

Vivimos en una realidad singular, reconoce el presidente de la Sociedad Mexicana de Trasplantes, Rafael Reyes Acevedo: “Por una parte vemos que México es el país más generoso del mundo en cuanto a personas vivas que regalan alguno de sus órganos para salvar a otra persona. Pero por otro lado, la donación de órganos de personas fallecidas es bajísima”.

Mientras en México la donación de órganos de pacientes fallecidos es de 4 ó 5 por cada millón de habitantes, en Estados Unidos es de 25 por cada millón y en España, que es el modelo mundial, las donaciones alcanzan a 35 por cada millón.

En México se tiene el conocimiento técnico y 47 años de experiencia en trasplantes, pero faltan más personas capacitadas en el manejo de órganos y más mexicanos que acepten donar sus tejidos en caso de muerte accidental.

Según el Centro Nacional de Trasplantes, de la Secretaría de Salud, cada año se realizan en México entre 4 mil 700 y 5 mil trasplantes, pero el Registro de Pacientes Receptores para Trasplante tiene inscritos a un total de 12 mil 200 hombres y mujeres. De ellos, poco más de 6 mil están a la espera de un riñón y otros 5 mil esperan córneas y el resto está a la expectativa de alguna donación de pulmón, hígado o corazón.

Hablando sólo del tema de hígado, corazón y pulmón, la falta de donadores hace prever que más de la mitad no recibirá el procedimiento quirúrgico para prolongar su vida. Su esperanza está en vilo.

Material delicado

Además de incrementar la cultura de la donación en México, otro de los problemas que enfrenta el país es la necesidad de formar a un gran número de profesionales expertos en el manejo de órganos y tejidos humanos, pues si bien no todos deben estar preparados para colocar el nuevo órgano al pacientes, sí deben saber cómo conservar y trasladar los órganos útiles, de cualquier punto de la república donde se colecten.

La viabilidad de los órganos varía. Por ejemplo, un corazón dura cuatro horas, un hígado de 6 a 8 horas y un riñón de 12 a 24 horas.

“Aquí radica otro de los temas que debemos atender. Hay que formar a muchas personas que estén preparadas para recibir los órganos y enviarlos rápidamente al posible receptor. Si no tenemos a esa cadena de personas, se pueden perder muchas oportunidades de salvar vidas”, indica el presidente de la Sociedad Mexicana de Trasplantes, que del 1 al 4 de septiembre sesionará en Aguascalientes sobre los problemas bioéticos que están enfrentando los expertos en trasplantes en México.

Actualmente las personas que desean registrase en una lista de donantes o de posibles receptores deben ponerse en contacto con el Registro Nacional de Trasplantes, al teléfono 5545-12-19. O bien, pueden solicitar orientación al Centro Médico Nacional Siglo XXI, Unidad de Trasplantes, teléfono 5627-69-00 con las extensiones 1117 y 1118; Cruz Roja 53 95 11 11, extensiones 147 y 178; o Locatel 5658-11-11.

En 2005, el Centro Nacional de Trasplantes puso en marcha un conjunto de diplomados para formar a especialistas en donación y manejo de órganos, de los cuales han egresado 220 expertos, que laboran en diferentes instituciones de salud, pero aún son pocos para la demanda de más de 12 pacientes que requieren nuevo órganos para vivir o para sanar.

Ese es el rezago que hay que superar, pues aunque México es el país más generoso del mundo, cuando se habla de órganos donado por pacientes vivos, ese sacrificio todavía es insuficiente.  

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad