publicidad

Otros

Mitos sexuales son producto de la ignorancia

El papel de los hombres y las mujeres dentro de la exploración de la sexualidad esta distorsionado por condicionamientos sociales, dijo experta.

  • 12/09/2012
  • 13:45 hrs.
La ausencia de información y educación sexual y una inequidad de género es lo que motiva que alrededor del sexo existan ciertos mitos y desconocimientos que enturbian la concepción del sexo en sí, dijo a SUMEDICO la sexóloga Irene Torices(*).
 
Algunos de los principales mitos alrededor del sexo, de acuerdo con la especialista, son:
  1. Las mujeres no pueden tener orgasmos si no son por medio de relaciones sexuales convencionales (penetración vaginal), sin poder responder a otro tipo de  estimulación sexual, y sin encontrar placer por otras vías sino es por medio del coito como tal. 
  2. Los varones tienen un mayor deseo sexual que la mujer, dejando de lado el papel de la mujer en para solventar su propia satisfacción sexual. 
  3. Las mujeres no tienen la capacidad sexual que tienen los hombres, dependiendo de alguna forma de ellos tanto en la práctica como en las decisiones.
  4. La mujer debe llegar virgen al matrimonio, a diferencia del hombre, el cual puede tener encuentros previos, siendo éste uno de los mitos que han sobrevivido al paso de los años en la misma sociedad. 
  5. El hombre es responsable del placer sexual de la mujer. “Esto quiere decir que el placer de la mujer depende del conocimiento que tenga el varón para descubrir los puntos sensibles y específicos de la pareja”, explicó. 
  6. El hombre tiene menor riesgo de contraer enfermedades sexuales y la mujer tiene más riesgo de contagiarse. “Se considera que por la morfología de sus órganos sexuales, las mujeres son más propicias a contagiarse de alguna enfermedad sexual o desarrollar alguna infección, a diferencia de los hombres, lo cual es falso”, señaló la especialista. 
  7. Mientras con más mujeres haya tenido relaciones un hombre, es mayor su virilidad, “es una forma de pensar que viene desde hace mucho tiempo, y que denigra la presencia e importancia de la mujer”, aseguró Irene Torices. 
  8. En el hombre la paternidad no es algo natural, “por lo que, al ser proveedores solamente, no deben encargarse del cuidado y la atención de los hijos”, explicó la especialista. 
  9. La infidelidad tiene un origen meramente genético, “es una manera de justificar las acciones, tanto de hombres como de mujeres”, enfatizó. 
El origen
La sexóloga fue enfática al referir que este tipo de mitos son producto de una ausencia de educación sexual y a una inequidad de género que minimiza la importancia y el respeto hacia el papel de la mujer, hablando de sexualidad, dentro de la sociedad.
 
“A la mujer se le enseña a anestesiar su sexualidad y depender de los hombres para el placer sexual, y también a esperar que sean ellos quienes adivinen los detalles que requiere la mujer para ser estimulada para poder tener satisfacción sexual”, reiteró.
 
Finalmente, la sexóloga fue enfática al afirmar que al considerarse a los hombres como los proveedores dentro de la pareja, en cuestión socioeconómica, se aplica el mismo término en cuestión sexual, “aún cuando tengan el mismo desconocimiento y falta de información que las mujeres” concluyó.
 
(*) Irene Torices
Sexóloga especialista en discapacidad y sexualidad
geishad@geishad.org.mx
Grupo Educativo Interdisciplinario en Sexualidad Humana y Atención a la Discapacidad
 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad