publicidad

Otros

¡No tengas miedo! Báñate con agua fría

El agua fría es buena para combatir el estrés y la depresión, esto se debe a la estimulación de noradrenalina en el cerebro.

  • 28/04/2016
  • 14:48 hrs.
En la actualidad se ha ido perdiendo poco a poco la buena costumbre de bañarnos con agua fría sin saber que tiene importantes beneficios.

La temperatura fría causa ciertas reacciones en el cuerpo que benefician tanto la salud como lo estético, pero para que no dudes ni un segundo para incluir en tu rutina, te mostramos 11 beneficios de ducharte con agua fría.

  1. Mejora el estado de ánim


El agua fría es buena para combatir el estrés y la depresión, esto se debe a la estimulación de noradrenalina en el cerebro, un factor asociado con la disminución de las sustancias que causan estos problemas de humor.

  1. Incrementa las energías


Bañarte con agua fría tiene la capacidad de activar tu cerebro para despertarte y aumentar las energías, con esto las terminaciones nerviosas se estimulan, el corazón late a mejor ritmo y la respiración es más rápida.

  1. Alivia las inflamaciones


Con el frío las venas se contraen en todo el cuerpo y se impulsa la eliminación de las toxinas que se encuentran en el cuerpo y los tejidos se desinflaman.

  1. Fortalece el sistema inmunológico


El agua fría contribuye a mejorar el transporte de los nutrientes y el oxigeno a cada una de las células del cuerpo.

  1. Mejora el funcionamiento del sistema linfático


La principal función del sistema linfático es combatir los patógenos y filtrar los desechos, contiene glóbulos blancos los cuales son el protector contra la lucha de infecciones.

Las duchas frías provocan una contracción en todo el cuerpo, el líquido linfático se expande fácilmente y permite mejorar la salud.

  1. Ayuda a dormir mejor


Lo frío genera una fuerte sensación de bienestar que permite relajar el cuerpo para inducirlo al sueño y al descanso.

  1. Hidrata la piel y el cabello


El agua fría contribuye a cerrar los poros, es hidratante y sirve para evitar la sequedad, el desarrollo de imperfecciones y problemas por el exceso de grasa.

  1. Aceleran la recuperación tras ejercicio


El tomar agua helada calma el dolor muscular y acelera el proceso de recuperación, tiene un poder antiinflamatorio y lubricante que contribuye a relajar todas las articulaciones para calmar el cansancio.

  1. Desintoxica el cuerpo


Impulsa la eliminación de toxinas retenidas en la sangre y fuera de la piel.

  1. Promueve la pérdida de peso


Las duchas de bajas temperaturas contribuyen a la disminución de grasas que se acumulan por el consumo excesivo de caloría y el sedentarismo.

  1. Combate la celulitis


El agua fría activa la circulación y promueve la eliminación de toxinas, generando que el tejido adiposo se reduzca y la piel luzca de mejor manera.

 

(Con información de Mejor con Salud).

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad