publicidad

Otros

¿Por qué los hombres pierden el deseo?

Exigencias del rol masculino, aunado al estrés y la presión económica con motivos por los que el hombre puede presentar baja libido.

  • 10/10/2011
  • 09:08 hrs.

Si eventualmente una pareja no quiere tener relaciones, es algo muy común, porque actualmente tanto en la mujer como en el hombre hay situaciones de estrés, presión económica, etcétera; sin embargo en los varones comienza a presentarse con mayor frecuencia esta baja de libido debido a las exigencias al rol masculino. 

Así lo reveló a SUMEDICO radio la terapeuta sexual Karla Rock (*), al referir que el sector femenino ejerce ahora mayor presión: “Antes se pensaba que no esperábamos gran cosa, pero hoy encontramos mujeres post modernas sobre exigentes, que no esperan sólo protección y estabilidad, sino buena sexualidad, y eso a muchos hombres los inhibe”.  Escucha la entrevista parte 1 y parte 2

 A lo anterior se agrega el nivel de autosuficiencia que manifestamos las mujeres, “por ello el hombre en ocasiones quisiera saber para qué es complementario, en qué es necesario, porque luego siente que no tiene nada para darle (…) Por esto luego nos manifestamos sorprendidas cuando él tiene otra pareja mucho menos desarrollada, menos bonita y capaz, pero es justo por eso porque el hombre requiere ser admirado, querido, necesitado”. 

Comunicación, punto fundamental

Uno de los principales aspectos para que una pareja supere un posible problema de baja libido, es la comunicación, enfatizó la terapeuta Karla Rock.

“La pareja debe ser consciente que dentro de la relación se debe de construir el goce, es básico platicarlo. Las parejas de hoy establecen mucha demanda, necesitan un diálogo súper activo, para sentirse amados, cercanos, no sentirse inválido, desvalidado ni desconsiderado”, enfatizó la experta.

En el diálogo, abundó, es positivo mantener un buen equilibrio en la satisfacción recíproca, no sólo en el ámbito sexual, sino también del disfrute de acciones conjuntas que deben ser parte de la relación entre ambos y no verse sólo como un factor externo a realizar con amistades o familiares.

Incluso la comunicación ayuda a tomar acuerdos fundamentales que ayudan a evitar disfuncionalidad sexual y si ambos consideran que no requieren que sean diarios o semanales, sino le es suficiente cada 15 días, pues no tendrán problema alguno.

Claro, acotó la experta, esto no quiere decir que tener encuentros íntimos deba de establecerse como algo mecánico o una rutina, “lo menos recomendable es programar las relaciones sexuales; una cosa es programar tiempo de disfrute como ir al cine o a cenar, es parte de pareja, se debe platicar; pero en la sexualidad es mejor mantener lo espontáneo.

(*) Karla Rock, terapeuta sexual. Tel: 56 61 65 39. E-mail: karlarocklechon@hotmail.com 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad