publicidad

Otros

Sexualidad es importante en el embarazo

Reducir o suspender las relaciones sexuales durante la gestación es más bien producto de tabúes e ignorancia, señaló especialista.

  • 06/05/2013
  • 10:48 hrs.

La sexualidad es parte de la salud integral, no cesa en ningún momento, aunque cambia, sobre todo cuando hablamos de la época del embarazo, ya que se modifica la parte erótica, explicó en SUMEDICO Radio la doctora Verónica Delgado Parra(*), Médico psiquiatra y terapeuta sexual.

“Para la sexualidad en el embarazo es necesario tener ciertos cuidados, pero ésta no debe ser tomada como un tabú o suspenderla solamente porque la pareja se encuentra en etapa de gestación, dijo la especialista.

La doctora explicó que los cambios hormonales durante el embarazo modifican las respuestas fisiológicas, emocionales y físicas de la mujer,ya que cambia el sueño, el apetito, la respuesta hacia la pareja, inclusive la respuesta sexual, el deseo y la vivencia del orgasmo, “pero también depende del trimestre, y tiene que ver con concentración de hormonas y el crecimiento del bebé, porque para el segundo trimestre se recupera el apetito sexual, y para el tercer trimestre la vivencia del sexo va acomodándose”, dijo.

Recordó que cuando hay una relación sexual con cariño y amor es una experiencia que da unión a la pareja, fortalece el compromiso, la comunicación, algo muy benéfico también para el bebé, lo que sería una experiencia de fortaleza, no obstante, eso no tiene impacto emocional alguno en el desarrollo del niño, “eso es un mito”, pero señaló también que la experiencia sexual satisfactoria hace que se liberen sustancias que son benéficas para el organismo y favorecen el desarrollo del bebé.

Existen estudios, señaló la doctora, que señalan que sí hay una variación del deseo sexual cuando hay un aumento de hormonas, algo no sucede en todas las mujeres, pero después hay una recuperación, pero explicó que también puede haber un impacto por las cuestiones socioculturales del embarazo, “porque cambia el rol de la mujer de ser pareja amorosa a ser la futura mamá. deja un rol por el otro”.

“No sólo es cómo se ve la mujer a sí misma, sino cómo la ve su pareja, porque sucede con los varones que cuando su pareja está embarazada se alejan, aparece el prejuicio cultural, y las mujeres se quejan de que su pareja no se les acerca, lo que puede motivar dificultades entrela pareja”, señaló.

Por otro lado, señaló que son pocos los ginecólogos que cuando tratan a una pareja cuyos miembros están por debutar como padres hablan con ellos sobre la sexualidad como parte de la salud integral, y solamente se dirigen hacia cuestiones ginecológicas muy específicas.

Explicó también que un orgasmo no puede provocar dificultad alguna en el desarrollo de un embarazo, sino, por el contrario, “los orgasmos son saludables, tanto para la mujer como para el bebé”.

“Por otro lado, cuando haya dolor durante la relación es importante detenerse y ver si es por falta de lubricación, consultar con el ginecólogo para saber si no hay riesgo en el embarazo, pero también se recomienda el uso de lubricante soluble en agua, y eso puede ayudar a que la relación sea satisfactoria.

Posturas


La especialista señaló que la aplicación de diferentes posturas sexuales depende del tamaño del bebé, ya que mientras no rebase las 12 o 15 semanas de gestación, es posible seguir utilizando las posturas que más disfrute la pareja, pero conforme va creciendo el vientre hay que proteger al bebé, buscando otro tipo de posturas y permitiendo que sea la mujer la que lleve el control de los movimientos.

¿Cuándo hay riesgo?

Las situaciones en las que no es posible tener relaciones sexuales durante el embarazo, de acuerdo con la doctora, son:

  • Cuando hay amenaza de aborto
  • Sangrados
  • Placenta previa
  • Hipertensión en la mujer
  • Cuando hay alguna abertura en el cuello de la matriz

“Sin embargo, esto no significa que no pueda haber placer, ya que puede haber caricias y contacto físico que no implique un coito”, explicó la doctora.

Finalmente, la especialista señaló que la vida sexual es algo que va cambiando dentro de la historia de la pareja, se vive cada vez de forma diferente y el embarazo no es la excepción, “porque puede ser una nueva forma de descubrir nuevas experiencias, de unirse más; son más los tabúes o los miedos o lo que se aprende mal”, concluyó.

(*) Dra. Verónica Delgado Parra
Psiquiatra y terapeuta sexual
Tel: 5652-8664
veronicadpa@yahoo.com

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad