publicidad

Otros

Si sobreproteges a tu hijo le creas dependencia

Tres formas para ayudarlo en su desarrollo físico y emocional

  • 28/04/2016
  • 07:30 hrs.

Muchas veces proteger a nuestros hijos parece normal como padres, sin embargo la sobreprotección suele llegar a ser dañina para los seres que más amamos en el mundo. Además este cuidado extremo llega a perjudicar sus habilidades sociales así como su desarrollo y crecimiento.


 


¡No corras que te vas a caer!… y caes, es uno de los recuerdos que podrías recordar de tu niñez cuando mamá solía gritarnos desde lejos. Como madre se cree que proteger a los hijos es algo “normal”, pero ¿es protección o sobreprotección?, estas dos acciones son distintas, ya que la primera les permite actuar con  libertad y experimentar en su niñez, descubrir y aprender a ser independientes. Con la sobreprotección se orilla a los menores a crear dependencia y a “necesitar” en todo momento ayuda.


 


La sobreprotección es una forma en que las madres evitan que sus hijos crezcan felices, por ello es necesario implementar lo siguiente:


 




  1. Bríndales confianza. Resulta necesario confiar en tus hijos, cuando ellos demuestran capacidades que no imaginabas pero que al momento crees que  no debió haberlo hecho porque pudo haberse lastimado. Este es un gran error, ya que prohíbes que la próxima vez que lo intente va a dudar de sí mismo. Ante la demostración de estas habilidades, ya sean cruzar la calle solo,  cortar una fruta, acercarse a su mascota, tu reacción debiera ser positiva, alentándolos a que te compartan su experiencia y seas parte de este nuevo descubrimiento. 

  2. Deja que solucionen sus pequeños problemas. .Cuando se es pequeño, amarrar las agujetas resultaba  difícil ¿o no?, pues como has de recordar  alguna vez en tu niñez hiciste berrinche para que tu mamá te auxiliara o ella corrió para ayudarte. Esta acción, que no se puede ver al momento, crea dependencia, porque no se les permite aprender cosas nuevas que en un futuro serán útiles en su desarrollo.  En cambio si les enseñas a cómo hacerlo, en vez de hacerlo por ellos te darás cuenta que les estas dando seguridad y confianza. 

  3. Ayúdales a desarrollar defensas. La comida saludable es lo mejor que puedes dar a tus hijos para su desarrollo físico, pero en exceso esta podría impedir el desarrollo de sus defensas, recuerda que es necesario enriquecer la flora intestinal y fortalecerla al permitir que ingieran variedad de alimentos. Es decir si en casa la comida siempre se compone de frutas, cereales, carnes y verduras. No temas a comprarles en la calle un antojito. 


Esta guía permitirá a tu hijo desarrollar habilidades, creer en  mismos, y sacar lo mejor de , pues están creciendo en un ambiente de confianza en la que adquieren conexión completa contigo porque finalmente tu ere la guía. 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad