publicidad

Otros

Síntomas que alertan problemas de tiroides

Conoce los síntomas del hipertiroidismo e hipotiroidismo

  • 24/05/2016
  • 04:00 hrs.
La tiroides es una glándula muy importante en el organismo ya que es la que determina la velocidad con que se queman las calorías, lo rápido que late el corazón y regula el crecimiento, por lo que si tiene algún problema, se pueden experimentar graves complicaciones.

Se estima que cerca del 10% de la población mundial, padece alguna alteración en su función y aunque puede afectar a hombres y mujeres, en ellas es más común, sobre todo en las mayores de 40 años o quienes se han embarazado.

Un mal funcionamiento de la tiroides, puede provocar dos enfermedades:

  • Hipertiroidismo: cuando se producen hormonas en exceso, lo que incrementa la tasa metabólica.

  • Hipotiroidismo: cuando se dejan de producir hormonas.


Ambos casos se deben a un factor inmunológico, en donde los anticuerpos comienzan a influir en el órgano para que trabaje de manera inadecuada.

Cuando hay problemas en la tiroides, se suelen presentar algunos síntomas dependiendo la afección, los cuales te decimos a continuación:

Hipertiroidismo




  • Aumento de la frecuencia cardíaca o palpitaciones

  • Incremento de la presión sanguínea

  • Pérdida de peso excesiva

  • Aumento del apetito

  • Debilidad de uñas y cabello

  • Cansancio muscular

  • Sudoración excesiva

  • Sensibilidad al calor

  • Problemas de visión

  • Periodos menstruales irregulares

  • Evacuaciones intestinales frecuentes

  • Temblor


Hipotiroidismo

  • Debilidad o fatiga crónica

  • Poca tolerancia al frío

  • Aumento de peso

  • Pérdida del apetito

  • Retención de líquidos

  • Presión sanguínea alta

  • Piel fría, seca y áspera

  • Uñas y cabello quebradizos

  • Problemas de memoria y concentración

  • Movimientos lentos y problemas al hablar

  • Alteraciones de los periodos menstruales

  • Dolor articular

  • Somnolencia


Además de estos síntomas, hay una método que se puede hacer en casa para saber si se tiene alguna alteración. Sólo coloca un espejo frente a ti e inclina la cabeza hacia atrás, mientras tomas un vaso de agua. Enfócate en la zona frontal inferior del cuello y mientras bebes, asegúrate que no se forme un bulto o protuberancia en esa zona. En caso de que se presente, acude con tu médico.

(Con información de Mejor con Salud)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad