Pérdida de deseo se origina en el cerebro

Estudio reveló que las mujeres sin problemas de deseo muestran actividad en el área cerebral de las emociones a diferencia de las demás.

27/10/2010 11:12
AA

Uno de los principales problemas que separa a una pareja, o que inyecta ciertas dosis de infelicidad, es el escaso deseo sexual, el cual puede depender de factores que pueden ser tanto médicos como sociales o por cuestión personal.

Respecto a esto, investigadores de la Universidad Estatal de Wayne, en Detroit, Estados Unidos, descubrieron que las mujeres que presentan dificultades constantes de baja libido pueden mostrar diferencias en la manera como funciona su cerebro.

Las investigaciones llegan a aseverar que esta clase de evidencia es contundente para afirmar que la baja libido de las mujeres tiene origen físico. Sin embargo, otros investigadores aseguran que si bien, de acuerdo con el experimento, la libido se origina en el cerebro, eso no explica el problema.

El estudio, que fue presentado durante la conferencia de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva en Denver, mostró las diferencias en los procesos mentales entre mujeres con bajo interés sexual.

Para Michael Diamond, el investigador que dirigió el estudio, los resultados de la investigación son contundentes para reconocer que el bajo deseo sexual es un problema legítimamente físico.

Por medio de un estudio con escáner, Diamond reclutó a 19 mujeres con problemas de libido, y comparó sus manifestaciones cerebrales con las de otras 7 mujeres que no presentaban ninguna clase de trastorno. Para desatar las emociones cerebrales, Diamond y su equipo mostraron a las mujeres programas de televisión intercalados con videos eróticos.

Las 7 mujeres que no presentaban trastorno de libido mostraron actividad cerebral en las cortezas  insulares, sector del cerebro que está vinculado con las emociones. Reacción que no se vio en las mujeres que presentaban problemas de interés sexual.

La discrepancia

No obstante, expertos como Sandy Goldbeck-Wood, experta del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido considera que el estudio es muy interesante, pero las conclusiones pueden ser erróneas. Considera que se necesita aplicar un estudio más grande para asegurar que las diferencias capturadas en la actividad cerebral se encuentran en verdad relacionadas con la función sexual y no a la depresión, que suele causar problemas sexuales.

Para Peter Bell, terapeuta sexual de la organización británica Relate, considera que la pérdida de deseo sexual es una enfermedad que puede depender de varias causas, por ejemplo, una vida ocupada, en la que no tiene tiempo de dedicarse a la intimidad con su pareja, hasta problemas de índole físico como el síndrome de ovario poliquístico. (Con información de BBC)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: