Padres deben aceptar vida sexual de hijos

Datos mexicanos indican que cada vez más adolescentes inician pronto su vida sexual y lo mejor es informarlos para que cuiden su salud.

29/09/2011 9:21
AA

 “Nuestros adolescentes tienen sexo, lo prueban a los 12 o 13 años en la comodidad de nuestras casas, les gusta y lo van a seguir practicando, decirles eres chico no es la solución, sino informarlos, enseñarlos a cuidarse de enfermedades sexuales y brindarles métodos anticonceptivos”, afirmó en entrevista con SUMEDICO, la doctora Josefina Lira Plascencia.

Los embarazos no deseados son altos, y más en los adolescentes menores de 16 años, porque no están preparados para cuidar un hijo y su cuerpo tampoco está lo suficientemente desarrollado para tener un bebé y hay que poner especial cuidado, refirió la doctora Lira.

Para la también coordinadora de la Clínica de Adolescentes del instituto Nacional de Perinatología, es más importante que primero los adultos se quiten el vendaje de los ojos y dejen de pensar “mis hijos no tienen relaciones sexuales, o mi hija no se va a embarazar o mi hijo no va a embarazar a la novia”, la realidad está cambiando y tenemos que estar preparados para ellos, para atender las condiciones de riesgo que hacen hay que educar y dejar de estar haciendo de cuenta como que no pasa, informó la especialista.

Lira explicó que los hombres tienen una participación muy importante en la concepción de un hijo y en esta sociedad parece que la mujer incluso es la que tiene que cargar con la responsabilidad de los anticonceptivos, y no es así, todos los que participan tienen responsabilidad y deben enfrentar las cosas de la forma correcta y sobre todo conocer su cuerpo.

30% descubren embarazo a las 20 semanas

Durante su ponencia en el seminario la doctora presentó los casos de las niñas analizadas, muchas de ellas llegaban a consulta hasta el segundo o tercer trimestre, las que llegan en el primero ha sido porque son canalizadas de otros hospitales por otros problemas de salud.

Según la especialista, muchas veces las mamás eran las que descubrían el embarazo de las hijas por los signos físicos que las niñas presentaban como el cansancio, o las nauseas y vómito, otras de plano les daban tratamientos contra parásitos y pensaban que el bulto del abdomen eran gases y no un bebé.

Afortunadamente, la especialista indicó, en ningún caso los bebés tuvieron problemas porque sus mamás hayan tomado estos fármacos cuando los necesitaban, sin embargo, lo mejor es acudir al especialista ante cualquier cambio presentado.

Y aunque lo ideal es llegar a atención en el primer trimestre, es mejor tener un control prenatal que no tenerlo “pues lo que sí he comprobado que la diferencia entre un embarazo de éxito y uno no exitoso es el control prenatal, esto nos marca muchas diferencias”, afirmó la especialista, quien recomendó ampliamente que una vez sabiéndose embarazada acudan con el médico especialista, pues su salud y su vida están de por medio.

Infecciones vaginales y cervicales

La mayoría de las adolescentes embarazadas presentan infecciones cervicales y vaginales, por una bacteria llamada garderela vaginalis que tenemos todas las mujeres, pero por la flora vaginal no se desarrolla, pero el embarazo sí la desata debido a que el sistema inmune se deprime.

De acuerdo con la especialista, esta infección no tiene nada que ver con las relaciones sexuales sino al cambio en la flora vaginal a partir del embarazo, sin embargo la garderela si puede propiciar aparición de VPH y clamidia, además de partos pretérmino.

Esto es muy común en las adolescentes porque, de acuerdo con la especialista, al no tener bien desarrollado su sistema inmune y la depresión que éste sufre cuando hay un embarazo presente, las hace mucho más vulnerables que una mujer adulta a presentar infecciones graves.

Servicios amigables para adolescentes

Muchas veces el adolescente no recurre a los padres por miedo o pena, pero hay servicios en donde pueden pedir la información deseada y les brindarán el apoyo, lo importante es no mal informarse o no informarse y hacer las cosas mal.

Para mejorar estos servicios, la clínica de Perinatología el próximo año espera abrir las puertas vespertinamente para prevención y planificación, mientras que en las mañanas seguirán siendo de consultas médicas.

Los especialistas planean pedir recursos para poder comprar anticonceptivos y dárselos a los adolescentes para que vivan su sexualidad con responsabilidad y seguridad, porque los médicos y los padres deben convencerse que sin importar las consecuencias, los adolescentes seguirán practicando el sexo, y mejor que sea seguro.

Ningún adolescente es joven para consumir anticonceptivo, debe consumirlo cuando empieza su vida sexual, concluyó la especialista.

 

 

Dra. Josefina Lira
Coordinadora de la Clínica de Adolescentes del instituto Nacional de Perinatología
55209900 ext. 434
drajosefinalira@yahoo.com.mx


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: