Páncreas artificial cada vez más cerca

Podría estar disponible para el año 2018

01/07/2016 11:45
AA

Para tratar de una mejor manera la diabetes tipo 1, un grupo de científicos está desarrollando un páncreas artificial, el cual podría estar disponible para el año 2018.

En un artículo publicado en “Diabetología”, la revista de la Asociación Europa para el Estudio de la Diabetes, se indica que por ahora, los desarrolladores están analizando la velocidad de funcionamiento de las formas de insulina utilizada, la fiabilidad, conveniencia y precisión de monitorización de la glucosa, así como la seguridad cibernética para proteger los dispositivos de la piratería.

Los autores Romano Hovorka y Hood Thabit, de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, explicaron que gracias al avance de la tecnología, las bombas de insulina permiten la administración del componente después de tomar leer los índices de glucosa, pero esos componentes están separados. Por ello, se buscó unir esas dos partes en un bucle cerrado, lo que da como resultado el páncreas artificial.

“En los ensayos hasta la fecha, los usuarios han estado contentos sobre cómo el uso de un páncreas artificial les da tiempo libre o unas ‘vacaciones’ en el manejo de la diabetes, ya que el sistema gestiona su azúcar en la sangre con eficacia sin la necesidad de una vigilancia constante por parte del usuario”, dijeron.

Añadieron que parte de la necesidad de crear el páncreas es la variabilidad de los requerimientos de insulina de las personas, ya que un día podrían ocupar una tercera parte y en otras la cantidad normal. Otra razón es para prevenir los trasplantes de páncreas y el consumo de fármacos inmunosupresores que se dan después de la cirugía.

Uno de los desafíos para el páncreas es que la insulina de acción rápida no alcanza sus niveles máximos en el torrente sanguíneo 0,5 a 2 horas después de la inyección, teniendo una duración de los efectos de tres y cinco horas, por lo que no es lo suficientemente rápido para tener un control efectivo.

Para mejorarlo se planea el uso del análogo  “insulina aspart” o la utilización de otras formas de insulina como es la inhalada.

El Instituto Nacional de Investigación en Salud  de Reino Unido, publicó un estudio donde explica que la fecha estimada para concretarse el dispositivo es 2018, aunque dependerá de las aprobaciones regulatorias, la garantía de las infraestructuras y el apoyo de los profesionales de salud.

“Se están realizando investigaciones para evaluar estos sistemas de circuito cerrado en los muy jóvenes, en las mujeres embarazadas con diabetes tipo 1 y en el hospital en los pacientes que están sufriendo episodios de hiperglucemia”, indicaron.

(Con información de Infosalus)

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: