Para la ciencia ¿qué es el amor?

Los “enamorados” experimentan una serie de sentimientos intensos, como los pensamientos intrusivos, la dependencia emocional y un aumento de la energía

22/07/2016 12:19
AA

El grado en que se expresa el amor constituye una parte importante de la relación sexual.

Todos en algún momento de nuestra vida lo hemos sentido, los poetas han escrito sobre él, los cantantes le han cantado, y a su alrededor ha crecido toda una industria dedicada a encontrarlo. Pero, ¿qué es el amor?, ¿dónde reside?, ¿qué pasa realmente en nuestras mentes y en nuestros cuerpos cuando nos enamoramos?

Los “enamorados” experimentan una serie de sentimientos intensos, como los pensamientos intrusivos, la dependencia emocional y un aumento de la energía, aunque estos sentimientos pueden limitarse a las primeras fases de la relación.

La actividad cerebral

Ciertas regiones cerebrales, en particular las relacionadas con la recompensa y motivación, se activan cuando pensamos en una pareja romántica o estamos en su presencia, entre ellas el hipocampo y el hipotálamo. El grado de activación cerebral durante las primeras fases de una relación romántica parece que influye tanto en nuestro propio bienestar como en qué media la relación es un éxito o un fracaso.

La felicidad y el compromiso con la pareja y la satisfacción con la relación tienen que ver con la intensidad de la activación del cerebro.

La influencia hormonal

La oxitocina y la vasopresina son las hormonas más estrechamente asociadas al amor romántico. Las produce el hipotálamo y las libera la glándula pituitaria. Si bien ambas influyen tanto en los hombres, como en las mujeres, las segundas son más sensibles a la oxitocina, y los primeros, a la vasopresina.

El grado de activación cerebral durante las primeras fases de una relación romántica parece que influye tanto en nuestro propio bienestar como en qué medida la relación es un éxito o un fracaso.

El amor y la pérdida

Existe una serie de similitudes entre las respuestas fisiológicas al amor romántico y al amor materno. Por ejemplo, las regiones del cerebro activadas por el amor materno se solapan con las activadas por el amor romántico.

Hay quien afirma que en las personas que sufren una aflicción compleja, los estímulos también activan los centros de recompensa del cerebro, lo que produce una forma de compulsión o adicción que reduce su capacidad para recuperarse de la pérdida.

El amor materno

Las regiones del cerebro activadas por el amor materno se solapan con las activadas por el amor romántico. Concretamente, se activan las áreas de recompensa cerebrales que contienen altas concentraciones de oxitocina y vasopresina, mientras que las regiones desactivadas durante el acto romántico incluidas las relacionadas con los juicios y las emociones negativas se desactivan durante el amor materno.

(Con información de El País)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: