Para no tener miedo a los estudios, ¡conócelos!

¿Cuántas veces ha pasado que el doctor nos manda a realizarnos una prueba médica y no sabemos ni cómo se llama, o qué nos harán?

09/01/2011 3:28
AA

Es común ver rostros de nerviosismo y miedo en las salas de espera de los laboratorios. La mayoría hemos tenido este ataque de ansiedad antes de entrar a realizarnos algún estudio o bien cuando estamos esperando los resultados.

Recientemente un estudio realizado en la Escuela de Medicina de Harvard reveló que para las personas que están a la espera de un diagnóstico, es precisamente ese punto el que les genera mayor estrés que el mismo conocimiento de la enfermedad.

Otra cosa que se descubrió en el estudio es que, inclusive, los pacientes, debido al mismo miedo y la ansiedad, no completan los procedimientos de evaluación previos al diagnóstico.

Para Health Lang, quien difundió el estudio en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Estados Unidos, “una vez que las personas tienen el diagnóstico, obtienen cierta comprensión y control. Pero sin él, todo lo que tienen es ansiedad y no saben cómo manejarla”.

Pero una forma de evitar esta ansiedad es informándonos sobre qué clase de estudio nos haremos, en dónde y en cuánto tiempo obtendremos los resultados. Y es que cuántas veces ha pasado que tu doctor te manda a hacer una prueba médica y no sabes ni cómo se llama, o qué te harán, o el fin del estudio. Para que eso no te pase y sigas a detalle tu salud o tu cura se recomiendan los siguientes pasos básicos:

  •  Primero, sugieren que le pida al médico que escriba detalles como el nombre de la prueba y el motivo para hacérsela.
  •  Solicite materiales escritos u otros recursos que describan cómo debe prepararse para la prueba y que esperar durante la misma.
  •  Pregunte cuánto cuesta la prueba. Averigüe si su seguro la cubre y cuánto tendrá que pagar de su bolsillo.
  •  Después de hacerse la prueba, el seguimiento es importante. Siempre pida ver los resultados de sus pruebas, ya sean buenos o malos.
  •  Debe informarse sobre cómo recibirá los resultados, cuánto tendrá que esperar por ellos y con quién debe comunicarse luego de recibirlos.

 Es común que se le pregunte a los pacientes cómo les gustaría recibir los resultados de las pruebas. Si la prueba es de rutina y los resultados son normales, quizás esté bien que reciba la información a través de un sistema de llamada automática o un correo electrónico. Sin embargo, si su prueba es para una afección especial, o si los resultados no están claros o no son “normales”, debe pedir que su médico o equipo de atención de salud conversen sobre los hallazgos con usted en persona.

 Y una vez le entreguen los resultados de la prueba, asegúrese de preguntarle a su proveedor de salud qué significan para su atención continua. (Con información de Aol Salud)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: