Para prevenir, conoce el ABCDE del cáncer de piel

La asociación Conocer para vivir comparte los cinco puntos básicos para identificar si un lunar puede ser maligno.

26/07/2010 10:15
AA

El sol, tener más de 40 años, el color de piel, la genética, la tendencia a tener lunares y las actividades cotidianas son los principales factores que inciden en que una persona pueda desarrollar cáncer de piel.

Cada día la capa de ozono está más desgastada, la actividad humana la destruye poco a poco y la protección  contra los rayos ultravioleta es cada vez menor.

El sol por si solo no daña la piel, incluso es un buen proveedor de vitamina D, sin embargo la exposición prolongada sin protección contra rayos UV provoca laceraciones graves que pueden culminar en alguno de los tipos de cáncer de piel.

La dermatóloga pediátrica Melania Mendoza dijo en entrevista con SUMEDICO que en México aún no hay estudios de incidencia de cáncer de piel, sin embargo registros de tratamientos por este padecimiento demuestran un incremento bastante grande en los últimos años.

Melania comentó que el carcinoma celular y el espino son los más frecuentes, sin embargo el melanoma es el que causa más muertes. Por ello exhorta a la población a autovigilarse, pues es muy sencillo confundir el cáncer cutaneo con cualquier lunar que tenemos.

Detectar cáncer en la piel

La asociación de apoyo a personas con Cáncer, Conocer para Vivir, comparte el ABCDE, para detectar oportunamente el cáncer de piel.

a) Asimetría: Las mitades no son iguales
b) Bordes: Los bordes no son circulares u ovalados, sino irregulares
c) Color: Tienen secciones de diferente color
d) Diámetro: Su diámetro es mayor a 6 mm
e) Evolución: Se han modificado en poco tiempo o ha aparecido un nuevo lunar
Otro tipo de lunares malignos pueden ser casi negros o parecidos a un tumor superficial.

La dermátologa Melania dice que cuando sale alguna manchita que parece sangrante debe ser análizada de inmedito para saber si es maligna y si no lo es evitar que lo sea en un futuro.

Asimismo recomienda que todos los lunares que salgan en las palmas de las manos o en las plantas de los pies deben ser removidos porque la fricción que ocurre en estas zonas por las actividades diarias podrían activar la malignidad en ellos y volverse cáncer.

La especialista dijo que en ocasiones los lunares pueden desaparecer por sí solos aunque lo recomendable no es esperar a que así suceda, sino en cuanto se detecta uno nuevo revisarlo personalmente y si hay cambios o nos provocan dudas acudir a revisión médica.

Recomendaciones preventivas y postdetección

Para prevenir el desarrollo de células malignas o evitar la propagación y agravamiento de las mismas  en la piel los especialsitas recomiendan no exponerse al son entre 10 am y 4 pm, usar bloqueador solar de más de 30, poniendo particular ateción a las orejas porque es un área que generalmente se queda desprotegida. Y usarlo aún dentro de los hogares u oficinas de trabajo.

Evitar a toda costa el uso de camas solares y no frecuentar el uso de las uñas postizas con terminado de gel de lámpara, pues también los rayos UV de éstas lámparas pueden producir lesiones cancerígeneas en dedos y uñas.

Mientras en los dedos son lunares anormales y nuevos, en las uñas aparecen lineas oscuras hasta una coloración total negra en la uña.

La dermatóloga concluyó que aún cuando tener piel blanca es un factor más grave de riesgo, quienes tienen piel más oscura no están excentos de ello.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: