Pareja salva a niño que sufrió decapitación interna

A Killian se le desprendió el cráneo de la columna vertebral en un accidente de auto

08/06/2016 1:04
AA

El pasado 22 de mayo, Killian González de tan sólo cuatro años de edad, viajaba en el auto con su madre por una carretera de Idaho cuando de repente, el carro se patinó y se estrelló contra otro vehículo, lo que causó a ambos roturas de huesos y al menor, el desprendimiento del cráneo de la columna vertebral.

Brandy González, la madre del pequeño, relató que viajaban a su hogar en Nevada después de haber celebrado el cumpleaños de Killian en Idaho.

Narró que al momento del impacto, tomó inmediatamente a Killian pero él estaba inconsciente, por lo que trató de despertarlo. Después de unos instantes, Killian recobró el conocimiento y dijo “mamá”

En ese momento, Leah Woodward y su esposo Joel Woodwarduna, viajaban por el lugar con sus dos hijos, pero en cuanto vieron el accidente, no dudaron en ayudar a los afectados de los dos automóviles.

Leah contó que primero vieron a un hombre sentado lleno de sangre y desorientado, mientras que en el otro vehículo, estaba Killian gritando y Brandy con el brazo destrozado tratando de abrir las puertas.

“Como madre que se guía por su corazón, mi instinto fue: ’tienes que ayudar a ese pequeño’”, relató.

Para llegar a Killian, Joel rompió la ventana lo que le provocó cortaduras. Cuando vio al pequeño, le dijo a su esposa que mantuviera al niño en posición vertical y que sostuviera bien su cabeza en lo que llegaba la ayuda.

“Mi primer instinto hubiera sido acurrucar al pequeño, pero esa hubiera sido una decisión equivocada”, dijo

Los médicos determinaron que Killian había sufrido fracturas de costillas, brazos y una rotura de bazo, además de una decapitación, pues cuatro de los seis ligamentos que conectan el cráneo con la columna vertebral, se habían desprendido.

Durante media hora, Leah arropó a Killian y sostuvo su cabeza. Él no se movía ni hablaba, solamente sus ojos reflejaban pánico.

“Hubo un momento en el que dijo ’Ya no me duele. Estoy listo’”, mencionó Leah.

Cuando la ambulancia llegó, le colocó un collarín y lo trasladaron inmediatamente al hospital. Lo mismo hicieron con el otro conductor que quedó atrapado en el auto pero que ahora está bien.

El Dr. Nicholas Theodore, director cirugía espinal en el Instituto Neurológico de Barrow, explicó que el término “decapitación” usualmente se asocia con cortar la cabeza de alguien, sin embargo, es más una lesión conocida por los cirujanos como luxación occipito- cervical que ocurre cuando se dañan los ligamentos, músculos y articulaciones que conectan al cerebro con la columna.

Cuando sucede un incidente de este tipo, el doctor señala que no se debe mover a la persona a menos de que el lugar donde esté sea peligroso, por el ejemplo, si el automóvil se prende en llamas.

“Inmobilizarlo es exactamente lo que debes hacer”, subraya.

Brandy relató que Killian no ha querido hablar del accidente pero que en general está mejorando y que ya puede dar algunos pasos, aunque todavía tiene problemas de equilibrio.

(Con información de The New York Times)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: