Parejas estables, deben saber cómo discutir

Las discusiones pueden tener una función saludable si se saben conducir por el camino correcto, explican científicos.

10/02/2012 2:26
AA

Aunque ningún enamorado duda que en algún momento se pueden presentar diferencias, discusiones o peleas, pocos tienen habilidades para pelear de un modo eficiente, sin lastimar las bases profundas de la relación.

De acuerdo con una investigación de la Universidad de Michigan, en la cual participaron 373 parejas estables, a lo largo de 16 años, lo que realmente parece acabar con el amor, en definitiva y sin reparación es la falta de habilidad para pelear en pareja.

La conclusión del estudio fue un artículo llamado “Cómo afecta a las parejas el estilo de pelea” y dice que hay que partir del principio de que aquellas parejas que se gritan y se ponen apodos o sobrenombres cuando pelean no tienen buen futuro, pero hay además otra serie de conductas que no se notan tanto y que facilitan predecir un divorcio.

“Un patrón de conducta particularmente destructivo ocurre cuando una de las dos partes, él o ella, trata de abordar constructivamente el conflicto, propone discutir tranquilamente la situación, escucha el punto de vista de su pareja y súbitamente la pareja se marcha”, indica el texto publicado en la revista Journal of Marriage and Family.

El hábito de abandonar una conversación o una discusión es interpretado por la mayoría de las parejas conciliadoras como una “falta de inversión al proyecto” y paulatinamente estos dejan también de invertir. Curiosamente, las partes de la pareja que abandonan las discusiones dijeron siempre que era un acto de buena voluntad “para enfriar las cosas”.

El estudio fue financiado por el gobierno de Estados Unidos a través de dos de sus más importantes Institutos Nacionales de Salud, el de Geriatría y el de Salud Infantil, es decir que la pareja también es una preocupación por sus efectos en niños y ancianos.

Los mismos científicos sostienen que las discusiones y las peleas también tienen una función saludable, si se conducen bien, pues entre aquellas parejas que el primer año de estudio dijeron que no habían tenido una sola pelea, la mitad ya se había divorciado antes de cumplir 10 años de pareja.

Sorprendentemente, incluso para los investigadores, los esposos resultaron tener más actitudes conciliadoras que las esposas, quienes –al menos en ese grupo- suelen repetir conductas en las que se amenaza con la ruptura, incluso 16 años después de casados. Corregir este tipo de conductas de fuga o amenaza, en ambas partes, fue considerado por los investigadores como la actitud más saludable dentro de una pareja de largo plazo.

“En todos los casos aseguramos que los enamorados llegarán a pelear, pero lo importante es usar técnicas que permitan reconstruir la relación y hacer peleas constructivas”, concluyeron estos cartógrafos del enamoramiento. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: