Paternidad adolescente depende de muchos factores

Dejar la escuela, buscar un trabajo, hallar redes de apoyo son consecuencias que debe afrontar un padre adolescente, dijo especialista.

13/06/2013 12:16
AA

Cuando un adolescente se convierte en padre, debe pasar un proceso normal, que va de la negación a la aceptación y la identificación, pero antes debe ir enfrentando las demandas que le exige su nuevo rol social, como dejar los estudios y buscar un trabajo para poder sostener una casa, entre otras cosas que dibujan lo que tiene que ir perdiendo como adolescente, dijo a SUMEDICO María Montaño(*), maestra en psicoterapia.

“El joven que está a punto de ser padre debe dejar atrás, por presiones sociales, muchas de las circunstancias que podría disfrutar como adolescente, y conforme las vaya perdiendo, tiene que afrontar cada uno los duelos, porque son muchos, como el tiempo para divertirse, el tiempo para estar con sus amigos, e inclusive el tiempo para estar solo, por ejemplo”, indicó la especialista.

De acuerdo con la maestra Montaño, el proceso que enfrenta el padre adolescente es:

  • Negación
  • Ira y rabia contra quienes lo rodean, que puede ser la pareja o la familia
  • Negociación
  • Aceptación
  • Identificación con los modelos de la sociedad y la familia para poder fungir como padre

“Esto siempre y cuando hablemos de un caso saludable, porque en otros casos la situación se vuelve más patológica; por eso hay que buscar la forma como el adolescente construya su identidad, para que se comporte como padre y no como adolescente cuando se trate de alguna cuestión con su propio hijo”, explicó.

Problema multifactorial
Son muchas las causas por las que se dan casos de paternidad adolescente, o a temprana edad, que se relacionan con el contexto social, la educación, la cultura y también la edad de cada persona.

La especialista explicó que es más frecuente que la paternidad adelantada suceda en sociedades o grupos culturales de alto riesgo, aunque también en diferentes estratos sociales, tanto altos como bajos, ya que los principales factores son familiares.

“Es muy común en familias en las que hay poca comunicación, no hay factores educativos ni exposición tanto al tema de la paternidad como de la educación sexual”, indicó, y reconoció que la paternidad adelantada también tiene una correlación con conductas de riesgo como la promiscuidad y estar cercano a drogas.

Responsabilidad compartida
Aunque la paternidad adelantada sea producto de la combinación de muchos factores, la experta señaló que la familia juega el rol más importante, por situaciones como, por ejemplo, la manera como se habla de sexualidad con los hijos y si se les ponen límites.

“El medio ambiente puede estar permeado de elementos de riesgo, pero si la familia pone límites, son cálidos unos con otros, y se abren espacios para la comunicación, no necesariamente se presenta el fenómeno de la paternidad adelantada”, señaló.

No obstante, cuando se presenta, es posible que el joven padre se vea afectado tanto positiva como negativamente por la situación, porque, en la adolescencia, el desafío es encontrar una identidad propia y formarla, y durante la juventud, el desafío es conseguir pareja y formularse las cuestiones de formar una familia.

La experta señaló que la situación también puede ayudarlo a reforzar su identidad, sobre todo si se involucra en el proceso y es cercano a su pareja, o bien a su hijo, lo que lo ayuda a construirse mejor a sí mismo, su masculinidad y su identidad.

Adolescencia en corto
La paternidad adelantada es una situación que rompe los esquemas convencionales en una familia, los miembros tienen que adaptarse, “así que lo mejor que puede hacerse es ayudar a que el adolescente que va a ser padre tenga buenas estructuras internas, y si cursa una buena adolescencia permitirle que termine sus estudios, consiga un buen trabajo y tenga una buena relación de pareja, si se conserva esa parte, ese equilibrio, al mismo tiempo se hace una buena transición a la adultez”, explicó la especialista.

No obstante, señaló que sería contraproducente que los padres tomen todo el control de la situación, porque se fomenta una relación de dependencia, y ese caso podría convertirse en algo patológico; de otra forma, será posible admitir que el joven vivió una adolescencia fugaz pero también creció como individuo.

Cómo evitar la paternidad temprana

María Montaño indicó que hay algunos puntos esenciales que los adolescentes deben tomar en cuenta, sobre todo respecto a la información y  cómo expresar sus sentimientos y sensaciones, porque “muchos adolescentes varones enfrentan el tabú de la prohibición de sentimientos, porque esta carga de afectos que no se expresan son los que provocan que los jóvenes incurran en conductas de riesgo y, por ende, adelantando su paternidad”, manifestó.

Finalmente, señaló que un factor importante es también la hiperestimulación sensorial, la “cascada” de información que les llega, no obstante, señaló que basta con que los padres de familia acompañen a sus hijos en el proceso de la asimilación de dicha información, para digerirla de mejor forma.

“No hay que castigar tanto a la cantidad de información, porque también se obtienen beneficios de ella, a veces hace falta la parte afectiva y real que ayude a explicar y acompañar al momento de recibir la información; y la familia es esencial para ello, para que sus hijos no se pongan en riesgo y adelanten su paternidad”, concluyó.

(*) Psic. María Montaño
Maestra de la Sociedad de Psicoanálisis y Psicoterapia
marymontano5@gmail.com


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: