Paternidad tardía causaría esquizofrenia

El que los padres se atrasen en tener hijos puede ser factor para detonar alguna clase de afección mental, señala estudio.

23/08/2012 3:06
AA
La edad en que un padre concibió a su hijo queda registrada en el número de mutaciones genéticas de éste, indica una investigación publicada en la revista Nature, en donde se hace hincapié en que la edad del padre, y no de la madre, es la que se relaciona directamente con la salud del vástago. 
 
“La sociedad se ha enfocado en la edad de la madre. Pero todo indica que los desórdenes como la esquizofrenia y el autismo son influidos por la edad del padre”, señaló Kari Stefansson, autor de la investigación, quien además indicó que la única excepción dentro de las enfermedades es el Síndrome de Down
 
Según los resultados del estudio, un padre de 40 años transmite alrededor de 65 mutaciones a su hijo, mientras que uno de veinte transmite solamente 20 mutaciones, esto indica que se acumulan alrededor de 2 mutaciones por cada año que se retrasa la paternidad. 
 
“La edad promedio de los padres ha venido aumentando desde 1970 en los países industrializados. Durante el mismo período de tiempo ha habido un incremento del autismo y es muy probable que parte de ese aumento se deba a la cada vez mayor edad de los padres”, señaló el investigador.
 
No obstante, los científicos también señalaron que la probabilidad de que se desarrolle algún problema  como esquizofrenia o autismo, por esta causa, es realmente mínima. 
 
Los errores genéticos son atribuidos a los padres porque, a diferencia de las mujeres que nacen con todos sus óvulos, los hombres producen esperma nuevo siempre, y los cambios genéticos se gestan conforme los hombres van envejeciendo. 
 
Una solución a esto podría ser “recolectar el esperma de un adulto joven y congelarlo para ser usado más adelante podría ser una inteligente decisión. También puede resultar valioso para la salud pública, pues podría reducir el deterioro del patrimonio genético de las poblaciones humanas”, como señaló a Nature el profesor Alexey Kondrashov de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos. (Con información de BBC)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: