Pediatras contra suspensiones escolares

Los especialistas sostienen que este tipo de castigos afectan gravemente el futuro de un niño y a la sociedad.

26/02/2013 5:20
AA
La Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) declaró que suspender o inclusive llegar a la expulsión de la escuela debería ser la última opción y no un castigo rutinario por el bullying, consumo y abuso de drogas u otras infracciones.
 
La AAP, como un grupo de referencia de pediatras, mencionó que la “tolerancia cero” en las escuelas como respuesta a los problemas de conducta, no soluciona nada.
 
Si los padres de un niño trabajan cuando el niño no asiste a clases a menudo se producirán más conductas inapropiadas, según los autores en una declaración publicada en la revista electrónica Pediatrics.
 
Un estudiante suspendido o expulsado tiene más probabilidades de no acabar la secundaria, acabar en el sistema judicial juvenil o conseguir un trabajo mal pagado o en el peor de los casos, no conseguir ningún empleo.
 
“No solo el niño paga un precio muy alto, también la sociedad”, afirmó el doctor Jeffrey Lamont, pediatra en la Clínica Marshfield en Wisconsin.
 
Con las políticas de “tolerancia cero” se alejan a los niños problemáticos, entonces les iría mejor a los “niños buenos”, pero según el doctor Lamont, esto no es lo que se muestra en la investigación.
 
“Ese tipo de políticas no solo se centran en los niños que suponen un peligro para los otros niños, sino en los estudiantes con una amplia variedad de problemas conductuales”, agregó.
 
En los Estados Unidos se comenzaron a aplicar la tolerancia cero desde la década de los ochenta, con el fin de reducir el consumo de drogas y la violencia, esta idea se replanteó gracias a la Ley de escuelas libres de armas, en donde se obligaba a las escuelas a expulsar estudiantes que cargaran armas de fuego en las escuelas.
 
“El problema fue que las escuelas adoptaron la tolerancia cero que se extendió a delitos menores, como faltar al respeto a un profesor”, comenta Lamont.
 
En un grupo de trabajo creado por la Asociación Americana de Psicología, en el año 2006 se encontró que tras una década de investigación que no existía evidencia de que la tolerancia cero haya conseguido escuelas más seguras, ni siquiera niños más sobresalientes, lo que se encontró es que este tipo de medidas se centraban desproporcionadamente en niños negros e hispanos.
 
Lo más habitual es que se suspenda o expulse a los niños que presentan mala conducta, según los investigadores, el problema es que el castigo no cuadra con el delito.
 
La AAP propone un programa llamado Intervenciones y Respaldos Conductuales Positivos, que se ha practicado en más de 16 mil escuelas de los Estados Unidos. En varios departamentos de educación estatales cuentan con centros de asistencia técnica que ayudan a las escuelas a implementar el programa.
 
El objetivo de dicho programa es prevenir los problemas conductuales o evitar que empeoren.
(Con información de Medline Plus)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: