Permanecerá comida “chatarra” en escuelas

La organización El Poder del Consumidor señala que pastelitos y frituras, en raciones menores, aún estarán al alcance de los niños.

15/06/2010 2:56
AA

Los lineamientos para regular los alimentos y bebidas en las escuelas fueron modificados antes de llegar a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (COFEMER), de acuerdo con Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

A la propuesta que fuera presentada por los secretarios de salud y educación federales, José Ángel Córdova Villalobos y Alfonso Lujambio respectivamente, se le omitió el listado de alimentos que establecían cuales serian retirados de las escuelas.
Las empresas tuvieron el poder de quitar los alimentos de los lineamientos. De esta manera, en el siguiente ciclo escolar serán pastelitos y frituras en raciones menores y con un poco menos de aceites, los que se mantendrán en los planteles educativos, afirmó Calvillo en conferencia de prensa.
Al quedar fuera los listados de alimentos y aplicarse un criterio de densidad deficiente de 450 kilocalorías por 100 gramos y de 140 kilocalorías por ración, la mayoría de los productos únicamente cambiará de presentación a raciones más pequeñas.
En la opinión de Julieta Ponce, nutrióloga del Centro de Orientación Alimentaria, estas modificaciones se tratan de un daño fraccionario, pero contante. Los niños continuarán expuestos a las marcas y serán más accesibles, pues al tener presentaciones más pequeñas, seguramente sus precios se reducirán. Por ello, son necesarias políticas de estado que garanticen el abasto escolar de alimentos saludables y que prohíban todo tipo de publicidad y patrocinios al interior de los planteles, señaló la especialista.
El deterioro en los patrones de consumo ha provocado que los niños mexicanos presenten mayores índices de obesidad y sobrepeso, aunado a las consecuencias de salud y al gasto económico que esto representa.
Crece cifra de niños obesos
Por su parte, el doctor Abelardo Ávila, investigador de la Dirección de Nutrición del Instituto Nacional de Nutrición, explicó que en el 2006 se dio a conocer que el sobrepeso y la obesidad afectaban al 30 por ciento de los 2 millones de escolares del Estado de México, mientras que para el 2008 afectaba al 33 por ciento, actualmente esa cifra ha aumentado a un 37 por ciento.
En los niños de primer año de primaria la prevalencia de la obesidad es relativamente baja, mientras que el 33 por ciento de los niños del último año la padecen. Una de las consecuencias más graves de esta situación es que muchos de estos niños presentan síndrome metabólico, el cual tiene que ver con un inadecuado patrón de consumo, el abandono de consumo de frutas y verduras, cereales integrales, etc.
Para la nutrióloga Ponce es vital regresar al consumo de los productos más cercanos a la tierra, como lo son el maíz y el frijol, así como cambiar el sistema que permite la llegada de los peores alimentos a los niños.
La COFEMER ha puesto mayor atención en los alimentos preparados que en los que provienen de la industria. Dejando de lado que la mayoría de los niños con el desayuno y con lo que comen en la escuela ya han ingerido más de la mitad de las calorías que se recomiendan en su dieta diaria, esto como consecuencia de la comida chatarra.
Los especialistas concordaron en que la industria debe responsabilizarse y acceder al mercado con productos saludables, así como en la importancia de regular la publicidad de alimentos y bebidas dirigidas a los menores, reconociendo su impacto negativo sobre sus hábitos alimenticios.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: