Personalizan tratamiento de cáncer de mama

Tras investigaciones del genoma humano se encontró que no todas las pacientes con necesitan el mismo tratamiento

02/07/2014 8:19
AA

Especialistas comprobaron que la prueba genómica para cáncer de mama, Oncotype DX, ayuda a personalizar los tratamientos en pacientes y predice hasta con 15 años de anticipación la aparición de uno nuevo.

 
El profesor asistente del Departamento de Cáncer de Mama en el MD Anderson Center de la Universidad de Texas, Ricardo Álvarez, recordó que a partir de las investigaciones derivadas del genoma humano se encontró que no todas las pacientes con cáncer de mama necesitan el mismo tratamiento.
 
De ahí la importancia de esta prueba, pues aunque la quimioterapia y la radioterapia pueden ser tratamientos eficaces, no todas las mujeres obtienen el mismo beneficio.
Durante la presentación del nuevo estudio de la prueba Oncotype DX, el especialista detalló que ofrece un puntaje de recurrencia que va del cero al 100.
 
Las más bajas, de uno a 18, implican que el cáncer es menos agresivo, con menor porcentaje de reincidencia que el beneficio de la quimioterapia es bajo.
 
Las puntuaciones intermedias son importantes en relación con el tratamiento y se evalúan junto con otras variables histopatológicas, mientras que las altas -de 31 en adelante- sugieren mayor probabilidad de que regrese el cáncer y que el tratamiento con quimioterapia sea la opción más adecuada para la paciente.
 
La prueba genómica tiene 10 años en el mercado y cambia la recomendación de tratamiento en los médicos en aproximadamente 37 por ciento de los casos de las pacientes con cáncer de mama.
 
“Esto significa que una de cada tres mujeres va a tener cambio de terapia. Casi 33 por ciento no va a requerir quimioterapia y el cuatro por ciento restante confirma que la quimioterapia es necesaria para vencer su cáncer”, afirmó.
 
Sumado a ello, Oncotype DX analiza la actividad de un grupo específico de 21 genes del tumor de mama que puede influir en cómo el cáncer crecerá y responderá al tratamiento.
 
“Prediciendo la aparición de un nuevo cáncer hasta por 15 años, posteriores a la detección un tumor primario, según nueva información presentada en la pasada reunión en Chicago de la American Society Clinical Oncology (ASCO)”, refirió.
 
Esta prueba trae un ahorro de quimioterapia de seis meses, que representa menos gastos, así como menor número de complicaciones para la paciente, menos faltas en días laborables y disminución de complicaciones a largo plazo, al mejorar su calidad de vida.
 
Comentó que la prueba, que desde su lanzamiento, en 2004, fue utilizada por más de 10 mil médicos en 65 países, con más de 400 mil pacientes, incluidos México, es considerada una nueva herramienta que proporciona información valiosa y diferente para conocer el tumor de mama de cada paciente y personalizar el tratamiento. (Notimex). 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: