Personas responsables son más saludables

En personas organizadas, trabajadoras y detallistas disminuye el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular.

06/11/2014 2:48
AA

Ser amable, responsable y curioso se relaciona con una mejor salud, mientras que la ansiedad se liga a padecimientos como artritis y diabetes.

 
De acuerdo con los investigadores, estos resultados apoyan el consenso emergente de que los rasgos de personalidad juegan un papel importante en el proceso de salud.
 
Para el estudio se midió, en una escala de cuatro puntos, las personalidades de los adultos mayores según cinco tipos: extraversión, apertura a la experiencia, responsabilidad, amabilidad y neuroticismo.
 
Tras cuatro años de estudio se les preguntó a los participantes si habían sido diagnosticados con alguna enfermedad, como accidentes cerebrovasculares, patologías pulmonares, diabetes, artritis o hipertensión.
 
Con ello se concluyó que personas responsables –organizadas, trabajadoras y detallistas-, disminuía el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular en un 37 por ciento.
 
Por otro lado, estar abierto a la experiencia -con imaginación, curiosidad y perspicacia-, disminuía las probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular en un 31 por ciento, un problema cardíaco en 17 por ciento y presión arterial alta en 29 por ciento; mientras que en la extroversión – sociables, asertivas, y enérgicas-, el riesgo de padecer un ataque cerebral disminuía en 31 por ciento, una condición cardíaca en 17 y artritis en 21 por ciento.
 
Por lo anterior, se estima que estos tipos de personalidad se asocian a conductas saludables, como una alimentación saludable, ejercicio y menos estrés. 
 
En cambio, quienes calificaron alto en neuroticismo -conocidas por ser nerviosas, ansiosas, sensibles y tener cambios de ánimo-, en general tenían altas probabilidades de no ser saludables.
 
Se encontró que en estas personas aumentaba el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular en 29 por ciento, tener presión alta en 37, y padecer artritis en 25 por ciento.
 
Jaime Silva, doctor en Psicobiología explicó que cuando una persona tiene un excesivo control de las emociones, genera una cascada de fenómenos fisiológicos relacionados con la hipertensión.
 
Por su parte, Eliana Guic, profesora de psicología en la Universidad Católica indicó que no es que la personalidad milagrosamente cause una enfermedad. Es un mecanismo que está mediado por otros factores más específicos como dormir mal, fumar, tomar alcohol, no tomar medicamentos que provocan que la persona tenga mejor o peor salud.
 
Añadió que se trata de conductas, hábitos, cogniciones y maneras de manejar las emociones que son factores de riesgo y están más directamente relacionados a la salud (Con información de El Universal).
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: