Piden se estudie causa de muerte súbita

Al no ser un problema de salud pública, no hay medidas preventivas explican especialistas de la UNAM.

19/07/2010 10:22
AA

Si una persona aparentemente sana, sin síntomas de alguna enfermedad o portadora de una cardiomiopatía fallece de modo inesperado, se trata de muerte súbita, explicó Rodolfo Herrera Franco, profesor del posgrado de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

En muchos casos, se debe a la presencia de algún padecimiento del corazón y puede ocurrir en cualquier etapa, desde la infancia hasta la edad adulta.

La muerte súbita se presenta por varios factores. El esfuerzo físico es una de las razones principales, asociado a la existencia de cardiomiopatías; también, una embolia masiva cerebral causada por una crisis hipertensiva, agregó el también integrante de la Comisión Dictaminadora de la carrera de Médico Cirujano de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza.

En personas jóvenes, dijo, se relaciona con una anormalidad congénita como la cardiomiopatía, o una malformación en las arterias coronarias, difícil de diagnosticar.

En México la muerte súbita no es considerada un problema de salud pública y por ello no existen medidas preventivas.

Síndrome de muerte súbita en el lactante

Los neonatos son otro segmento poblacional afectado. El síndrome de muerte súbita en lactantes se caracteriza porque niños supuestamente sanos fallecen sin causa aparente.

Al respecto, Bonifacio Caballero Noguez, académico de la misma carrera en la FES Zaragoza, detalló que el carácter prematuro en el nacimiento, el tabaquismo de la madre, la temperatura ambiental alta por arropamiento excesivo, así como la posición en que duerme el pequeño, son factores de riesgo.

Este tipo de decesos, comentó, es más común en estratos socioeconómicos bajos por falta de información sobre medidas preventivas.

“Anteriormente se recomendaba dormir al infante boca abajo para evitar asfixia por reflujo gastrointestinal; sin embargo, se observó que con esta posición hay un 95 por ciento más de probabilidades de morir súbitamente”, puntualizó.

El síndrome se presenta principalmente en niños menores de un año. De los siete días hasta los seis meses de edad ocurre el 95 por ciento de los decesos; además, las dos terceras partes suceden en la noche, por la incapacidad del bebé para despertarse en caso de oxigenación inadecuada.

Recomendaciones

Ambos especialistas detallaron que ante la aparición de los primeros síntomas se debe proporcionar respiración de boca a boca y, si es posible, aplicar electrochoques bajo la responsabilidad de especialistas.

En caso de antecedentes de cardiopatía isquémica en la familia, todos deben acudir al médico para un chequeo general, y más, si se trata de un caso infantil, concluyeron.

Fuente: UNAM
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: