Piel de cristal, enfermedad incapacitante y genética

Especialista indicó que esta patología ocurre a causa de genes que se alteran y causan ampollas en mucosas y en piel.

01/10/2012 10:29
AA

Se llama piel de cristal, cuando una persona tiene una piel en la que brotan ampollas cuando su piel se frota con alguna cosa como la ropa, y luego se revientan fácilmente, es una enfermedad incapacitante, y afecta a una de cada 17 mil personas.

De acuerdo con  Norma Cortés Lozano, dermatóloga del Hospital General de Zona (HGZ) número 32 “Dr. Mario Madrazo Navarro”, del Instituto Mexicano del Seguro Social, la causa de esta enfermedad es la alteración de algunos genes que aumentan la fragilidad de la piel.

La experta refirió que cuando una ampolla se rompe, la piel queda ulcerada, lo que aumenta la posibilidad de contraer infecciones, y para el paciente es sumamente doloroso.

Esta condición de la piel puede ser presentada por cualquier persona, es hereditaria, y empieza a mostrarse durante la infancia, la experta afirmó que incluso hay bebés que ya nacen con las ampollas.

Cortés señaló que una vez diagnosticada la enfermedad, las personas pueden vivir más de 30 años, pero la posibilidad de desarrollar cáncer de piel es muy elevada.

 La “piel de cristal” es tan exageradamente frágil, destacó, que en muchos de los casos las ampollas se forman con el simple roce de la ropa o los zapatos.

La dermatóloga indicó que cuando una persona padece esta enfermedad en forma leve, tiene pocas ampollas y se denomina simple, mientras que cuando las ampollas también aparecen en la boca y de forma interna en órganos como el estómago, esófago, vejiga, el tracto final del colon y en otras partes del cuerpo donde existan mucosas, como los ojos, la enfermedad se muestra en su forma más grave.

Para tratar a los pacientes, es necesario primero calmar el dolor y luego ayudar al proceso de cicatrización para evitar infecciones, dijo la experta, pero en ocasiones además será necesaria la cirugía, cuando la cicatriz incluso ha cerrado el esófago o el ano, o se han formado membranas entre los dedos (guante epidérmico) por el crecimiento irregular de la piel.

Para mejorar la calidad de vida de los pacientes, ellos deben recibir atención tanto del dermatólogo como del oftalmólogo, odontólogo, fisioterapeuta y psicólogo.

Para prevenir la aparición de ampollas en quienes tienen esta enfermedad de la piel, la experta recomendó que el paciente use ropa y calzado suaves, así como que siempre tenga la piel lo suficientemente humectada para reducir la fricción.

Y en cuanto a la dieta, la dermatóloga recomendó, que sea blanda o licuada, si es que hay ampollas a lo largo del tracto gastrointestinal. (IMSS)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: