Piel sensible no siempre es alérgica

Los cambios climáticos y el uso de productos cosméticos provocan que nuestra piel se vaya volviendo intolerante, incluso a cremas humectantes.

14/07/2011 11:27
AA

En primavera y verano empieza un pico en alergias, pues el polen  y los cambios climáticos, entre otras cosas, provocan principalmente alergias pulmonares, sin embargo las irritaciones de la piel se han quedado un poco rezagadas, cuando la prevalencia es muy alta.

De acuerdo con una investigación de La Roche – Posay, realizado en mujeres alemanas  y francesas, que son quienes tienen la piel más sensible, encontró que ocho de cada 10 mujeres presentaban irritación en la piel y una de cada dos presentaba algún tipo de alergia o sensibilidad cutánea.

Por su parte la OMS indica que este tipo de alergias ocupan el cuarto lugar a nivel  mundial, lo que ha provocado que se vuelva un problema importante de salud pública.

Entre los principales elementos que causan hipersensibilidad están el medio ambiente responsable del 74%, el contacto con sustancias irritantes en 94%, los alimentos y bebidas como el café en 84%, el sol 93% y reacción a algunos medicamentos en 89%.

Sin embargo, doctor Daniel Asz Sigall (*), experto en dermatología  indica que tener una piel sensible no es lo mismo que tener una piel alérgica, pues, mientras la alergia es una respuesta extraña o anómala que ocurre en nuestra piel cuando la ponemos en contacto con un alérgeno, es decir cualquier sustancia que nos provoca esta irritación o anomalía; por su parte la piel sensible es aquella que se inflama o se irrita, pero sin necesidad de un patógeno, es decir de un agente que nos cause infecciones y daños.

La alergia además tiene dos etapas, la de inducción y la de desencadenamiento, en donde la primera se refiere al primer contacto que tenemos con el alérgeno y la segunda cuando después de varios contactos nos damos cuenta que presentamos reacciones “extrañas”.

Y aunque la piel alérgica es una piel sensible, no todas las pieles sensibles son alérgicas, de acuerdo con el especialista, aquellas pieles que simplemente son sensibles pueden ser así desde el nacimiento o haberse convertido en sensibles a lo largo del tiempo por los cambios ambientales o por el uso de determinados cosméticos en el caso de las mujeres.

“En realidad no sabemos bien qué es lo que pasa con la piel sensible, qué factores internos hacen que se inflame hasta por usar alguna crema humectante, pero sí sabemos cómo evitar e inhibir el proceso inflamatorio que algunas veces se confundía con roséola porque se mostraban los vasos sanguíneos a simple vista”, dijo el dermatólogo en conferencia.

Para esto el laboratorio que realizó la investigación desarrolló una crema humectante, diseñada principalmente para el rostro, pero útil para todas las partes del cuerpo, totalmente libre de alcohol, lanolina, aromas y colorantes, que se han identificado como los principales agentes causantes de alergias.

El doctor Daniel Asz concluyó diciendo que todos podemos en algún momento desarrollar hipersensibilidad, y que usar productos lo más neutros posibles o que inhiban el proceso inflamatorio de la piel ante cambios climáticos o por el uso cosméticos, nos ayudan a evitar sufrir de irritaciones, picazón o enrojecimiento en la piel, y máxime si ya sabemos que hay hipersensibilidad o algún tipo de alergia como la dermatitis atópica.

 

(*)Ficha Médica
Daniel Asz Sigall
Especialista en dermatología médica cosmética  y quirúrgica 
Integrante de la asociación dermatológica de México
dasz@dermalomas.com


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: