Políticos bajan de peso con licuados

Varios políticos se han sometido a dietas altas en proteínas y bajas en calorías para bajar rápidamente de peso.

26/09/2011 3:49
AA

 Bajar de peso es una prioridad para todos hoy en día tanto por salud como para lucir mejor y sentirse bien consigo mismos, y los políticos no se quedan atrás.

2012, es un año de elecciones y todos quieren lucir joviales, sanos, en forma y sobre todo sentirse mejor con ellos mismos, aunque para lograr esos excelentes resultados en tan poco tiempo algunos de ellos no se han adecuado a los estándares recomendados por la Secretaría de Salud.

Algunos han bajado ocho kilos de peso, y otros 44 como Ivonne Ortega, gobernadora de Yucatán.

Claro esto tampoco está a la alcance del mexicano promedio, pues ellos han gastado de 12 mil a 25 mil pesos mensuales para lograr los resultados, unos tomando licuados y pastillas y otros con métodos mucho más especializados ofrecidos en la Clínica de Obesidad del hospital ABC.

Algunos funcionarios temen un rebote en cuanto dejen “los licuaditos” y empiecen a comer normal, pero la mayoría han seguido los consejos de no comprar ropa hasta que el proceso culmine, pues en unas cuantas semanas la ropa ya les queda varias tallas grande.

José Francisco Blake Mora, secretario de gobernación es uno de los que ya ha bajado varios kilos, 26 para ser exactos, según publicó el diario La Jornada, también así el caso de Alejandra Sota, vocera de los Pinos, quien fue una de las primeras en mostrarse más delgada.

Y qué decir de Ernesto Cordero, ex secretario de Hacienda y ahora aspirante a candidato presidencial del PAN; los secretarios de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, y de Economía, Bruno Ferrari, así como Poiré, director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Al respecto Gisela Rubach, directora de Marketing Político, dice no estar sorprendida con este cambio radical, pues cada vez más las ponencias de los políticos son un show y tienen que estar a corde a los estándares de belleza.

“Cada quien trae un proyecto personal y habrá que ver el año que entra cuántos de ellos (los funcionarios a dieta) son candidatos. No sólo hablamos de la elección presidencial, sino de las campañas a senadores, diputados y presidentes municipales. Cuando lleguen vamos a decir: ‘con razón bajó 40 o 10 kilos’”dijo.

Aunque también advirtió que no deben abusar de estas técnicas ni del photoshop porque luego quedan totalmente irreconocibles.

Por su parte Abelardo Avila, investigador del Instituto Nacional de Nutrición comentó que está bien que todos se preocupen por su figura mientras se encuentre en los estándares de salud y el método de reducción de peso sea confiable. (Con información de La Jornada)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: