Por adaptación cerebral, bailarines no se marean

Confirma investigación del Imperial College de Londres que bailarines tienen una estructura cerebral diferente.

30/09/2013 5:48
AA
Científicos británicos encuentran que los bailarines no se marean y mantienen el equilibrio después de hacer un sin fin de piruetas, porque su cerebro se adapta y tiene una estructura diferente.
 
La investigación, publicada en la revista Cerebral Cortex, realizada por el estudio del Imperial College de Londres, identifica diferencias considerables en las estructuras cerebrales que les impiden marearse después de girar en varias ocasiones.
 
Los científicos explican que esto se puede deber a que después de años de entrenamiento, los bailarines hayan desarrollado la capacidad de suprimir las señales de equilibrio que recibe el cerebro procedente del oído interno, dentro del cual existen unas cámaras llenas de líquido que se mueve según la rotación de la cabeza, a través de minutos pelos que detectan el movimiento.
 
Para hacer el estudio, los científicos solicitaron a 29 bailarinas y a 29 personas que practican el remo que se sentaran en una silla en una habitación a oscuras y comenzaran a dar vueltas a gran velocidad sobre la misma. Tras frenarles de manera brusca, les instaron a mover la manija de un reloj con gran rapidez como si se siguieran moviendo.
 
Los expertos midieron los reflejos oculares provocados por las aportaciones de los órganos vestibulares y posteriormente, realizaron una resonancia magnética a cada una de las participantes después de terminar la prueba. Gracias a este método comprobaron que la percepción de mareo en los bailarines era menor que en los remeros.
 
Estos ensayos revelaron importantes diferencias entre un grupo de deportistas y otro en dos partes del cerebro: el cerebelo, que es donde se procesa la información sensorial del sistema vestibular, y la corteza cerebral, que percibe los mareos.
 
El Dr Barry Seemungal, del departamento de medicina del Imperial College de Londres y líder de esta investigación advierte: “No es útil para un bailarín sentirse mareado tras dar un giro. Tras años de entrenamiento, sus cerebros se adaptan más rápidamente y son capaces de eliminar las señales de pérdida de equilibrio”.
 
Gracias a este estudio, los investigadores podrán seguir explorando las verdaderas causas de los vértigos y los mareos crónicos de las personas que los padecen. (Con información de abc.es)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: