¿Por qué no nos podemos levantar en la mañana?

Dormir no es lo mismo que descansar, pues se puede dormir pero sin llegar al sueño profundo, por lo que al día siguiente estaremos cansados.

26/11/2014 3:24
AA

Sentir que el cuerpo y los párpados pesan, o que duele movernos son indicadores de tres cosas: no hemos dormido las horas necesarias; no hemos descansado debido a un trastorno del sueño; o tenemos un problema de salud o alimentación que nos hace estar cansados (fatiga).

Eduard Estivill, doctor y director de la Clínica del Sueño Estivill, explicó que dormir no es lo mismo que descansar, ya que se puede dormir seguido pero sin llegar al sueño más profundo, por lo que al día siguiente estaremos cansados y somnolientos. 
 
Añadió que el sueño es como un taller de reparación, restauración y memorización donde volvemos a cargar las pilas, tanto física como mentalmente. Si el sueño no dura lo suficiente o no es profundo, puede no ser reparador y dar lugar a la somnolencia diurna.
 
Cuando eso ocurre podemos tener fatiga, ojos enrojecidos, pesadez en el cuerpo y debilidad, así como pérdida de concentración y memoria, lentitud de reflejos, irritabilidad, inestabilidad emocional, entre otras.
 
De acuerdo con el especialista, se trata de un problema frecuente, ya que la mayoría de la población adulta va corta de sueño, y la  estrategia de “recargar las pilas” el fin de semana no funciona, pues dijo que no sirve dormir seis horas entre semana y el fin de semana las recuperamos. El sueño no se recupera, se pierde, como el tiempo, señaló.
 
Los datos del Instituto Nacional del Sueño de Estados Unidos, indican que alguno de los 88 trastornos del sueño identificados por la Organización Mundial de la Salud, provocan que 43 por ciento de las personas no duerma bien durante la semana y que el 20 por ciento se sienta alguna vez tan somnoliento como para tener problemas de rendimiento laboral o escolar.
 
Diego García Borreguero, especialista en trastornos del sueño, mencionó que esto puede tener varias consecuencias a largo plazo, pues la privación crónica de sueño produce cambios fisiológicos que pueden adelantar la aparición de enfermedades como diabetes e hipertensión (Con información de ABC).
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: