¿Por qué se complicó la operación de Mancera?

El problema operatorio que sufrió mientras le atendían una arritmia cardiaca, es una de las urgencias quirúrgicas más difíciles de manejar.

05/11/2014 3:39
AA

A no pocos sorprendió la noticia de la operación a corazón abierto a la que fue sometido el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera el viernes 31 de octubre , su gusto por el ejercicio siempre lo había ubicado con un estado de salud óptimo.

La arritmia, el origen
Al realizarse a mediados de año un cheque médico habitual, se encontró que tenía una arritmia cardiaca. Una arritmia es un trastorno en los latidos o el ritmo del corazón. Cuando se presenta, el corazón puede latir muy rápido, muy lento o tener un patrón irregular.
 
Para la arritmia que le detectaron a Mancera, la primera opción fue un tratamiento con medicamentos, al no obtener una respuesta favorable, se optó por hacerle una operación programada llamada ablación.
 
Una ablación es un procedimiento que se sigue para destruir las áreas en el corazón que pueden estar causando el ritmo irregular.
 
Como todas las cirugías, una ablación puede presentar complicaciones  y una de ellas es el riesgo de tener una perforación cardiaca, explica el médico general Alfredo Velázquez Recillas.
 
Perforación cardiaca, la complicación
Cuando se hace una ablación, se tiene que pasar una guía por una arteria hasta llegar al corazón y quemar una fibra de comunicación aberrante,  que seguramente es lo que provocaba la arritmia, pero esa guía puede perforar el vaso o inclusive el corazón, explicó Velázquez Recillas.
 
“Una perforación cardiaca es una de las urgencias quirúrgicas más difíciles de manejar, tiene una alta complejidad teórica, técnica y se requiere de mucha habilidad, de un equipo bien entrenado y de una infraestructura adecuada para poder realizarlo”, explicó el médico. 
 
En una herida de este tipo, señaló Velázquez,  se pueden perder hasta cinco litros de sangre por minuto. Esa sangre se riega en el tórax comprimiendo pulmones y corazón.
 
“En una cirugía siempre se corre el riesgo de enfrentar una complicación,  en este caso resaltaría la capacidad de los médicos de hacer frente a ella y salvar la vida, literalmente del paciente.
 
“De verdad que es complejo poder tratar dicha situación en un órgano en movimiento  y tan delicado como el corazón”, agregó el especialista.
 
Derivado de esta complicación, se tuvo que realizar al Jefe de Gobierno del DF una cirugía a corazón abierto de la que se ha recuperado de forma satisfactoria.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: