¿Por qué duelen los huesos con el frío y cómo aliviarlo?

Muchos afirman que el frío o la humedad causan dolor de huesos, ¿es cierto?

25/11/2018 2:14
AA
duelen los huesos

¿Sientes que te duelen los huesos con el frío? Hay una explicación por la que sucede y también hay formas de aliviarlo.

Sigue leyendo para evitar que este problema afecte tu movilidad en esta temporada de frío, especialmente si tienes problemas de articulaciones.

¿Por qué duelen los huesos con el frío?

De acuerdo a Miguel Ángel Plasencia, jefe de Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, los huesos en realidad no duelen con la humedad o el frío.

Son las articulaciones las que generan las molestias y el dolor con la presencia de un clima frío o húmedo.

Entonces, ¿por qué sentimos que nos duelen los huesos cuando hace frío?

El experto indica que lo que en realidad ocurre, es que el frío y la humedad hacen que estemos más contraídos y entumecidos, lo que provoca más contracturas o dolencias.

“Es más objetivo pensar que el frío y la humedad pudieran afectar a las articulaciones, al líquido sinovial, provocando molestias debido a los cambios de la temperatura, pero en las articulaciones, nunca en los huesos”, afirma el especialista.

Sin embargo, también señala que los huesos sí pueden doler cuando se rompen o se produce algún golpe importante.

En ese caso, lo que sucede es que la capa que rodea el hueso paraliza la inervación, el riego. También puede doler cuando aparece una infección o un tumor.

Por su parte, las articulaciones son las que normalmente duelen cuando hay cambios de temperatura.

La razón, según el experto, es que se produce una mayor rigidez articular, se contraen los músculos, los tendones y los ligamentos, lo que genera más molestias de las habituales.

¿Cómo aliviar las molestias por el frío?

El especialista recomienda poner calor sobre la zona afectada, porque de ese modo se alivia el dolor al proporcionar un mayor aporte sanguíneo.

Una solución podría ser poner compresas de agua caliente en la zona donde haya dolor durante al menos 15 minutos.

También es ideal hacer ejercicios de las manos y dar masaje en la zona afectada con ayuda de una crema desinflamante.

El experto indica que moverse a una región más cálida no es una solución garantizada, pero podría funcionar para algunos.

Recuerda que si te duelen los huesos o articulaciones por más de dos semanas, debes acudir con un especialista para descartar cualquier complicación.

Sigue leyendo: 7 cambios raros que el frío provoca en tu cuerpo 

(Con información de Infosalus)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: