¿Por qué nos gusta tanto la comida chatarra?

Su sabor y su fácil acceso son razones por las que nos encanta

24/01/2018 12:30
AA
comida chatarra

Hay tres factores que influyen en que no podamos dejar de comer comida chatarra

A la mayoría nos encanta disfrutar aunque sea un poco de la comida chatarra y en muchos casos, su consumo es mucho más preferible que los alimentos saludables, la pregunta es ¿por qué? Pues algunos expertos se dieron a la tarea de averiguar exactamente por qué nos gusta tanto la comida chatarra y estos son los resultados.

>>Te puede interesar: Descubren nuevos efectos del exceso de sal en la salud 

¿Por qué nos encanta la comida chatarra?

Elvira Sandoval Bosch, profesora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que los factores principales por los que la comida chatarra es irresistible son su sabor, la publicidad que hay en los medios de comunicación y los hábitos familiares.

La también académica del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina, explica que los alimentos ultraprocesados son aquellos que fueron modificados en su contenido nutricional.

Se caracterizan por ser altos en grasa, con azúcares de fácil y rápida absorción, altos en sodio y bajos en fibra.

A pesar de todo el mal que pueden hacernos y de que estamos conscientes de ello, estos alimentos nos encantan porque nos dan un efecto placentero.

Los ingredientes de la comida chatarra nos ayudan a inducir la producción de dopamina, una sustancia que es producida en el cerebro y que nos brinda una sensación plena de bienestar y saciedad.

“Por esta razón, regularmente los consumimos cuando tenemos ansiedad, enojo o estrés”, advierte la profesora de la UNAM.

Familia y sociedad también influyen

Pero no todo es culpa del placer que pueden producirnos, también influyen en gran manera los medios de comunicación y sus estrategias de persuasión que hacen que los productos chatarra sean más fáciles de consumir, que sepan rico y tengan una presentación atractiva.

“Están disponibles en todas partes y por ello son más fáciles de conseguir que los naturales y su costo representa una gran diferencia porque resultan más económicos”, señala la experta.

Otro factor de mucho peso son las relaciones familiares y hasta culturales, ya que algunos alimentos chatarra son una forma de vida.

Por ejemplo, si en la familia se tiene la costumbre de tomar todos los días el mismo refresco, esta bebida nunca va a faltar en la mesa y será de fácil acceso para quienes vivan ahí.

Así que si se suman los tres factores, tenemos como resultado un tipo de alimento que aunque es muy dañino, es fácil de consumir y mucho más cómodo en comparación con aquellos que son saludables.

Entonces, ¿tenemos que dejar la comida chatarra?

No en realidad, lo ideal es, de acuerdo a la experta, ingerirlos de manera ocasional y en raciones pequeñas, no prohibirlos totalmente.

Cuidando las porciones, no causan un daño a la salud, por lo que debemos evitar comprarlos de forma desmedida.

Algo muy importante es que de ninguna forma la comida chatarra puede sustituir una de las comidas del día, ya que no brindan los nutrientes necesarios para el cuerpo.

“Al consumirlos, es mejor reflexionar y preguntarnos si lo hacemos por hambre o por ansiedad”, concluye la profesora de la UNAM.

Así que ya lo sabes, antes de correr a la tienda por un paquete enorme de comida chatarra, tómate 5 segundos para pensar dos veces antes de elegir lo que le estarás dando a tu cuerpo para nutrirse.

>>Te puede interesar: 15 superalimentos mexicanos para incluir en tu dieta 

( Con información de Notimex)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: