¿Por qué perdemos los estribos?

Esta reacción no se da por un acto de inmoralidad o un defecto mental, sino un proceso neurológico evolutivo.

01/03/2016 6:01
AA

El circuito que hace que perdamos el control, es diferente en hombres y mujeres.

¿Cuántas veces no has perdido el control por enojarte o has tenido algún arrebato que te ha hecho hacer cosas que racionalmente no harías? ¿Te has preguntado a qué se debe esto?

El neurocientífico Doug Fields, se hizo la misma pregunta después de que explotará y atacará al ladrón que intento robarle en la calle cuando iba con su hija de 17 años.

Tras el encuentro, el especialista se cuestionó el porqué había tenido aquella actitud, por lo que investigó que era lo que ocurría en el cerebro cuando nos enojábamos, llegando a la conclusión de que no es un acto de inmoralidad o un defecto mental, sino un proceso neurológico evolutivo.

“Pensé en ello. Nunca habría entrado a pelear con el ladrón, no es lo más adecuado”.

“Quería entender, desde la perspectiva neurocientífica, qué sucede dentro de nuestro cerebro”, indicó Fields.

En su nuevo libro Why We Snap (“Por qué perdemos los estribos”), Fields explica que cuando una persona pierde el control, no se produce un pensamiento consiente, por lo que tenemos una reacción agresiva ya sea física o verbal.

“No lo pensamos”, aseguró.

Añadió que esa capacidad se encuentra en una parte inconsciente del cerebro (hipotálamo), que también controla otros impulsos como el comportamiento sexual, el hambre y la sed.

“Si estimulas las neuronas en esa parte del cerebro en un animal, lanzará un ataque agresivo y matará a otro animal”, señaló.

Asimismo, indicó que todos los seres humanos tenemos el mismo circuito neuronal que tiene desencadenantes específicos que lo activan con circuitos separados en nuestro cerebro y aunque en el pasado pudieron ser útiles, en la actualidad no son lo son tanto, pues la sociedad ha evolucionado en muchos aspectos.

“Este circuito evolucionó y tenemos el mismo cerebro que teníamos hace 100 años, pero vivimos en un ambiente muy diferente; cosas como manejar un auto es algo completamente ajeno a estos circuitos cerebrales”, mencionó.

Fields subrayó que dicho circuito lo tenemos porque lo necesitamos, ya que así el cerebro detecta cuando hay alguna amenaza, lo que nos ayuda a protegernos y a nuestros seres queridos, aunque es diferente en hombres y mujeres.

En el caso de las mujeres, el científico explica que cuando están en situaciones de estrés, utilizan el hemisferio izquierdo y analizan todos los detalles, mientras que los hombres ocupan el hemisferio derecho, por lo que observan la situación de forma global.

“Por eso las mujeres son mucho mejores a la hora de detectar intenciones a partir de expresiones faciales. Como hombre, no me preocupo de pequeños detalles cuando camino por la calle, pero no hay mujer que no lo haga, aunque sea de forma inconsciente”, dijo.

(Con información de BBC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: