Práctica swinger puede causar enfermedades

Cambiar de compañero sexual con el consentimiento de la pareja habitual es una tendencia a la alza, que trae enfermedades como la clamidia y gonorrea.

20/09/2010 6:33
AA

Cambiar de pareja con consentimiento de la esposa o esposo, ya dejó de ser para algunos una práctica morbosa que causaba además cuestionamientos morales, ser swinger puede poner en peligro la salud, pues están en constante riesgo de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual.

Los swingers son personas heterosexuales, casados o con una relación estable, que acuden a algunos lugares para intercambiar pareja, sus argumentos para seguir esta práctica son diversión, experimento y combate del aburrimiento.

Un estudio realizado por científicos holandeses pone en alerta a este grupo, que tiene un  riesgo similar al que corren prostitutas o los hombres que se relacionan con hombres, de contraer infecciones como la clamidia, la gonorrea o el VIH.

De acuerdo con la investigación, cuyos resultados se publicaron en la revista Sexually Transmitted Infections, los especialistas señalan que los grupos de swingers deben ser alertados con campañas de prevención para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Entre 2007 y 2008, los especialistas holandeses realizaron el estudio en tres clínicas de su país, donde son gratis las pruebas de enfermedades de trasnsmisión sexual y se lleva un registro de los pacientes que declaran ser swingers, homosexuales o trabajadoras del sexo.

En total fueron casi 9 mil consultas las que se atendieron durante el año de estudio, el 12%  correspondió al colectivo de swingers, que tenían una edad promedio de 43 años; siendo el segundo grupo más afectado por la clamidia y gonorrea, superados por los hombres que tienen sexo con otros hombres.

Más de la mitad de los diagnósticos, el 55%, que se hicieron a mayores de 45 años, correspondió a personas que intercambiaban de pareja como parte del juego sexual.

Normalmente, señalan los expertos, las enfermedades de transmisión sexual disminuyen en las personas heterosexuales conforme tienen más años.

“Mientras los grupos de jóvenes y los gays son objeto de campañas preventivas y son identificados en los servicios de salud, no ocurre lo mismo con los swingers, que son un colectivo olvidado por las autoridades, a pesar de que pueden estar propagando infecciones en el resto de la población”, señala Nicole Dukers-Muijrers, una de las autoras del trabajo, del departamento de enfermedades infecciosas del Servicio de Salud Pública de South Limburg.

En México, las actividades swinger están a la alza, se promocionan especialmente a través de páginas de internet, blogs y anuncios en el periódico, pero tampoco son tomados en cuenta en campañas de prevención.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: