Presidente de Paraguay en camino de vencer el cáncer

El mandatario de este país latinoamericano dice que el cáncer linfático que le encontraron el año pasado ya esta desapareciendo.

05/10/2010 12:07
AA

Fernando Lugo, mandatario de Paraguay informó que su salud está mejorando. Dijo que el cáncer linfático  ya está desapareciendo mientras que la trombosisi que lo hizo moverse a Brasil para atenderse, ya está controlada.

El presidente se atendió en el hospital Sirio-libanés de Sao Paulo, para tratar  un coágulo en la vena cava superior, una complicación derivada del tratamiento con quimioterapia.

Lugo dijo a los periodistas que lo entrevistaron: “Estoy muy bien, gracias a Dios (…) del cáncer por lo menos me estoy olvidando, voy a volver sano a Paraguay”, dijo el presidente en declaraciones reproducidas por la agencia estatal de noticias IPParaguay.

Lugo padece de linfoma no Hodgkin en estado clínico avanzado y se sometió a tres sesiones de quimioterapia desde que recibió el diagnóstico a comienzos de agosto. El coágulo obstruía un catéter colocado al mandatario para suministrarle los medicamentos del tratamiento, explicó uno de sus médicos.

La condición de salud de Lugo, un socialista de 59 años, desató especulaciones sobre si estaba en condiciones de continuar gobernando o debía ceder el poder a su vicepresidente, Federico Franco, un médico liberal que no comulga con sus ideas y con el que ha tenido divergencias en el pasado.

Pero el mandatario, que vestía un abrigo deportivo, una gorra negra y se mostró animado, dijo que seguirá sometiéndose a sesiones de quimioterapia hasta noviembre o diciembre para estar “0 kilómetro” y respondió con cierto humor a la pregunta sobre las especulaciones en torno a su permanencia en el cargo.

“La clase política paraguaya tiene una gran deuda con la ciudadanía, una deuda de seriedad, de institucionalidad (…) la única manera de responder esa deuda es tratar con seriedad todos los temas”, sostuvo.

El jefe del Gabinete Civil, Miguel López Perito, afirmó que los cuestionamientos a la capacidad de gobernar de Lugo provienen de sectores que buscan derrocar al mandatario porque “no soportan” a la izquierda y a la divergencia política.

“Es una versión tremendamente interesada de algunos grupos que ven en esto un atajo y una oportunidad para volver a plantear la salida del presidente (…) Lugo no va a abandonar el poder”, dijo.

Lugo, quien ya sufrió problemas vasculares en el pasado y será tratado con una dosis más alta de anticoagulantes para evitar la formación de nuevos coágulos, tiene previsto recibir el alta el miércoles y retornar a Paraguay a las 17:00 hora local (20:00 GMT) del mismo día para retomar sus funciones.

El hematólogo Alfredo Boccia, uno de los médicos que atiende al mandatario, explicó que el problema vascular no alterará la rutina de Lugo, quien continuará el tratamiento contra el cáncer sin alteraciones y que deberá concluir en diciembre los tres ciclos de quimioterapia que le restan.

“En octubre vamos al cuarto ciclo (de quimioterapia) y en un mes y medio más terminamos. Ahí todo se aliviana, los riesgos disminuyen drásticamente y la vida del presidente vuelve a ser normal”, sostuvo Boccia. (Con información de La Jornada)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: