Primeros mil días de vida clave de salud

Especialistas coinciden en que desde la concepción hasta los dos años de vida, es necesario cuidar del desarrollo nutricional del bebe.

15/05/2012 12:32
AA

 Según el  doctor Esteban Carmuega, director del Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (CESNI) de Argentina, y el doctor Ricardo Uauy, profesor del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile los primeros 1,000 días de vida, considerados desde el momento de la concepción, tomando en cuenta la vida intrauterina hasta llegar a los dos años, pasando por momentos como el embarazo y la lactancia  son clave para el crecimiento saludable del bebe.

“Los primeros 1.000 días de vida son una ventana de oportunidad única para el futuro de un individuo. Durante ese período crítico, es posible promover un crecimiento adecuado mejorando la talla de los niños sin predisponerlos a un aumento de peso riesgoso para el futuro”, señalaron los especialistas, pues han analizado cuáles son las estrategias más efectivas para combatir el retraso del crecimiento y fomentar el desarrollo físico, cognitivo y productivo de la población”, comentó el doctor Esteban Carmuega durante la presentación de libro “Crecimiento saludable. Entre la desnutrición y la obesidad en el Cono Sur”. 
 
“Esto hay que lograrlo combatiendo la desnutrición, aunque también evitando el sobrepeso, dos condiciones que por diferentes motivos generan complicaciones a futuro. Para eso necesitamos que existan políticas públicas que puedan ser aplicadas a nivel local, es decir en cada lugar, para garantizar algunas cuestiones que son básicas si queremos tener un crecimiento saludable”. 
 
Las 4 principales son: 
  • Cuidar a la mujer embarazada.
  • Controlar el embarazo.
  • Promover la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y “de acompañamiento”.
  • Garantizar la calidad de los alimentos complementarios que empiezan a introducirse de a poco hasta los 2 años de vida.
“Indudablemente, cada persona viene con una carga genética, con un ‘potencial genético’ como lo llamamos en el libro. Pero si eso no se acompaña con una alimentación saludable y por ende un niño no crece a la velocidad que le marca ese potencial, no sólo estará comprometiendo su talla -un parámetro que muchas veces queda deslucido frente al peso pero que es tan o más importante- sino que además estará creando un marco propicio para el desarrollo de patologías crónicas”, agregó el especialista argentino.
 
Para eviatr el mal desarrollo de los órganos y asegurar un buen potencial cognitivo e intelectual es necesaria la lactancia exclusiva durante los primeros seis meses a partir de alimentos adecuados y nutritivos e incorporarse a la mesa familiar. 
 
Finalmente concluyó el ingeniero Ricardo Weill, representante general de la Asociación Civil Danone para la Nutrición, la Salud y la Calidad de Vida que “El libro ‘Crecimiento saludable. Entre la desnutrición y la obesidad en el Cono Sur’, con colaboración de treinta especialistas, es la gran evidencia científica de que los desafíos de la nutrición infantil y el papel central del crecimiento temprano son básicos para la vida saludable, pues han demostrado efecto a largo plazo, por lo que es necesario introducir cambios benéficos para una ofrecerle una vida más cálida a nuestro bebe”.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: