Principales defectos cardiacos congénitos

Los defectos cardiacos congénitos son problemas estructurales del corazón que pueden afectar el flujo de sangre en las venas.

25/09/2011 8:03
AA

Los defectos cardiacos congénitos son problemas que se presentan en la estructura física del corazón, y que se descubren en el bebé desde el momento del nacimiento e, inclusive antes.
 
Para saber un poco más de estos problemas de salud, SUMEDICO platicó con el cardiólogo pediatra Carlos Manuel Aboitiz*, quien abundó sobre todo en los defectos que son más comunes en México.
 
“Los principales defectos cardiacos congénitos son persistencia de conducto arterioso, que en este caso es la más frecuente en México; aunque también podemos encontrar comunicación interventricular y aorta bivalva, un problema que cualquier persona puede presentar sin saberlo, ya que puede no presentar ningún síntoma”, indicó el especialista.
 
Los defectos cardiacos congénitos, que son en realidad defectos estructurales, van apareciendo conforme el corazón del bebé va formándose en el vientre de su madre.
 
Los principales elementos del corazón que afectan estos defectos estructurales son:

  • Paredes del corazón
  • Válvulas cardiacas
  • Arterias y venas que son cercanas al corazón

“En el caso de la comunicación interauricular, la comunicación interventricular y la persistencia de conducto arterioso, se trata de agujeros en el corazón; mientras que la coartación de la arteria aorta provoca una estrechez que no permite que corra bien el flujo sanguíneo”, explica Aboitiz.
 
Aboitiz también explicó que en los casos de niños con cianosis, también llamados niños morados, la más frecuente de estas fallas estructurales es la Tetralogía de Fallot.
 
“Otro defecto común es el de la aorta bivalva, una anormalidad en donde la válvula aórtica tiene solamente dos válvulas en lugar de tres, lo que provoca que se degenere con mayor velocidad o bien que en un futuro vaya formándose un soplo”, refiere el doctor Aboitiz.
 
Tratamiento
El tratamiento para este tipo de problemas, va a depender de la severidad de la falla, aunque, como revela el doctor Aboitiz, “la mayor parte de las veces, como por ejemplo, con la comunicación interventricular, el médico espera para ver si el defecto cierra solo, o de otra forma, se realiza un cateterismo a través de una vena en la ingle”.
 
“En el caso de la aorta bivalva, lo único que se requiere es vigilar al paciente por si la válvula se degenera, entonces hay que intervenir; la comunicación interauricular se trata con cirugía o cateterismo; lo mismo que el conducto arterioso”, indica el especialista.
 
Finalmente, el doctor Aboitiz manifestó que en todos los casos, dados los avances de la ciencia sobre todo en este tipo de problemas congénitos, el porcentaje de éxito de las intervenciones y los tratamientos es del 100 por ciento.

(*) Dr. Carlos Aboitiz Rivera
Pediatra y Cardiólogo pediatra
drabtz@gmail.com
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: