Prohíbe Australia logos de marcas en cigarrillos

La oposición dice que la medida es una estrategia de comunicación para distraer al público y a los medios.

29/04/2010 8:50
AA

El Gobierno de Australia prohibirá a partir de 2012 los logotipos y cualquier signo distintivo de las marcas en las cajetillas de cigarrillos, según anunció hoy el primer ministro del país, Kevin Rudd.

La medida, que ya ha recibido la condena de las empresas tabacaleras, permitirá únicamente escribir el nombre de la marca con un diseño gráfico estándar y obligará a continuar imprimiendo imágenes gráficas de órganos del cuerpo afectados por el tabaco.

Rudd anunció también un aumento del 25 por ciento de los impuestos aplicados al precio del tabaco a partir de la media noche de hoy, lo que equivale a una subida de unos dos dólares estadounidenses por cada cajetilla de 30 cigarrillos.

Este aumento de precio permitirá recaudar unos 5 mil millones de dólares locales (4 mil 600 millones de dólares estadounidenses al cambio de hoy) extra en los próximos cuatro años, que el gobierno invertirá en salud y en una campaña contra el tabaco de 25 millones de dólares.

La ministra de Sanidad, Nicola Roxon, explicó hoy en la radio australiana ABC que se espera que la medida anime a dejar de fumar a entre un dos y un tres por ciento de los fumadores australianos, unas 87 mil personas.

La oposición liberal, que no ha manifestado si apoyará o no la prohibición de incluir elementos de marketing en las cajetillas, denunció que el anuncio de la medida, a aplicar dentro de dos años es fruto de una estrategia de comunicación para distraer al público y a los medios.

El Gobierno australiano retiró esta semana su controvertido proyecto de ley sobre el comercio de emisiones contaminantes, que aplazó por las próximas elecciones y la falta de acción internacional, incumpliendo así una de las principales promesas electorales de Kevin Ruud en 2008.

La nueva legislación sobre emisiones, que lleva siendo discutida en el Parlamento desde 2009, ha sido rechazada en varias ocasiones y no volverá a tratarse en las cámaras australianas hasta al menos después de las elecciones que se celebrarán a finales de año.

eva
La oposición dice que la medida es una estrategia de comunicación para distraer al público y a los mediosSídney, Australia.- El Gobierno de Australia prohibirá a partir de 2012 los logotipos y cualquier signo distintivo de las marcas en las cajetillas de cigarrillos, según anunció hoy el primer ministro del país, Kevin Rudd.

La medida, que ya ha recibido la condena de las empresas tabacaleras, permitirá únicamente escribir el nombre de la marca con un diseño gráfico estándar y obligará a continuar imprimiendo imágenes gráficas de órganos del cuerpo afectados por el tabaco.

Rudd anunció también un aumento del 25 por ciento de los impuestos aplicados al precio del tabaco a partir de la media noche de hoy, lo que equivale a una subida de unos dos dólares estadounidenses por cada cajetilla de 30 cigarrillos.

Este aumento de precio permitirá recaudar unos 5.000 millones de dólares locales (4.600 millones de dólares estadounidenses al cambio de hoy) extra en los próximos cuatro años, que el Gobierno invertirá en salud y en una campaña contra el tabaco de 25 millones de dólares.

La ministra de Sanidad, Nicola Roxon, explicó hoy en la radio australiana ABC que se espera que la medida anime a dejar de fumar a entre un dos y un tres por ciento de los fumadores australianos, unas 87.000 personas.

La oposición liberal, que no ha manifestado si apoyará o no la prohibición de incluir elementos de marketing en las cajetillas, denunció que el anuncio de la medida, a aplicar dentro de dos años es fruto de una estrategia de comunicación para distraer al público y a los medios.

El Gobierno australiano retiró esta semana su controvertido proyecto de ley sobre el comercio de emisiones contaminantes, que aplazó por las próximas elecciones y la falta de acción internacional, incumpliendo así una de las principales promesas electorales de Kevin Ruud en 2008.

La nueva legislación sobre emisiones, que lleva siendo discutida en el Parlamento desde 2009, ha sido rechazada en varias ocasiones y no volverá a tratarse en las cámaras australianas hasta al menos después de las elecciones que se celebrarán a finales de año.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: